Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

La serie de Berto se aprovecha del pago para hacer una comedia distinta con maestría

Analizamos la comedia 'Mira lo que has hecho', la nueva serie original de Movistar+.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
16.02.2018 | 09:00

No es es que no sepa que esta serie se llama Mira lo que has hecho. Soy consciente. Pero también sé que siempre llamará a esta serie ‘La serie de Berto’. Por eso no les voy a engañar con titulares que se posiciones bien en buscadores. Después de haber visto los seis episodios que conforman la primera temporada de la comedia (ustedes la podrán ver a partir del próximo 23 de febrero en Movistar+), termino convencido de que esta serie va a resonar fuerte este año. 

Además de muy bien ejecutada en forma y guión, ‘La serie de Berto’ es plenamente actual. Ya no sólo hablo de la trama, sino en la forma de narrar la historia. La comedia innova en planos y en movimientos de cámara a los que las ficción española no está tan acostumbrada. Ya por eso hay que tener muy en cuenta esta serie. 

Es cierto que cuando empecé a ver esta serie pensé: se están cargando la segunda temporada de Vergüenza. Y es que el tono de la serie de Berto me recordaba mucho a la protagonizada por Javier Gutiérrez y Malena Alterio en un primer momento: conversaciones desvergonzadas y paródicas que hacían meterse debajo de los cojines a los espectadores. O, al menos eso pretendían. 

No se distancia de la realidad ni levanta los pies del suelo

Sin embargo, según va avanzando la trama de estos seis episodios se transforma en una serie completamente distinta enmarcada también bajo el género de la comedia. Tal vez sólo tienen eso en común. Mira lo que has hecho cuenta la vida real. Sin más. Y sin menos, que es lo complicado. No se distancia de la realidad ni levanta los pies del suelo cuando narra las dificultades que supone para una pareja joven tener un bebé, cuando lo que se supone que tiene que ser una felicidad plena se transforma en una pesadilla. 

Lo más destacado de la serie es la forma de contar las cosas, jugando con el pasado y el futuro de una forma magistral. Juega con el espectador, que trata de averiguar el momento que se está contando en los primeros segundos de la escena. 

Aunque el principal peso de la serie es para Berto Romero, la ficción de Movistar+ cuenta con unos extraordinarios secundarios nada trillados en las ficciones españolas. Muchos serán nuevos para la mayoría de los ojos, lo que mejora sustancialmente la credibilidad de los personajes. Y Berto tiene a Eva Ugarte como una excelente compañera, de la que va de la mano en este viaje y que le complementa a la perfección. 

Si Movistar+ podía arriesgar en un campo era en la comedia. Es fácil hacer grandes dramas de mucho presupuesto que destaquen en el panorama nacional. Pero lo complicado en esta aventura de originales era hacer comedias distintas, con un humor distinto y una forma de narrar la historia diferente. Lo hicieron con Vergüenza y lo han vuelto a hacer con Mira lo que has hecho. Son dos proyectos que se miran los ojos de igual a igual, siendo este último una excelente serie para mantener va la llama que encendió Vergüenza y que se nos hizo demasiado corta. 

Su algo hay que valorarle a Mira lo que has hecho es el cómo demuestra lo que ha evolucionado la comedia en nuestro país. Gente de tele haciendo tele diferente. Y es que Movistar+ se ha aliado con mucha gente del cine para hacer tele. Pero, en este caso, se demuestra que la tele de nuestro país siempre se ha adaptado a los nuevos tiempos de una forma excepcional. Por eso se hace tan buena ficción en el abierto. Ahora, con Movistar+, tenemos un nuevo actor del que disfrutar. Más series, más alegrías.