Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Los seis motivos por los que Sofía no debe ganar 'Gran Hermano 16'

Sofía en el confesionario de 'Gran Hermano 16' (Goyo Conde)
Jose Álvarez
@josealvarezc
17.12.2015 | 05:00

Sofía va a ganar Gran Hermano 16. A estas alturas de concurso, tras la expulsión de Marta y la caída del que a mediados de concurso parecía ser su gran oponente, Aritz; parece casi seguro que la hija de Maite será la que recoja el maletín de manos de Paula el próximo 23 de diciembre. ¿Hay motivos para ello? Más bien, motivos para que no lo haga

1. No ha hecho nada

Su participación en la casa ha sido más pasiva que activa. Ha sido la "víctima" dentro de un triángulo amoroso con Raquel y Suso, lo que la ayudó a ganar muchos puntos cuando estuvo a punto de salir en las primeras semanas. Y más allá de eso, la hija de Maite ha protagonizado muy pocas historias dentro de la casa.

2. Suso y Raquel han sido castigados

Si Suso y Raquel han sido castigados con la expulsión, la segunda doblemente, ¿por qué premiar a la tercera en cuestión en su historia si ella también ha propiciado algunas de los momentos más deplorables de esta edición?

3. Será la tercera ganadora consecutiva con el mismo perfil

No nos engañemos. Lo que hemos visto con Sofía en la casa de Gran Hermano 16 ya lo vimos en las dos últimas ediciones. Las victorias de Susana y de Paula las consiguieron de la misma manera: gracias a un desengaño amoroso del que fueron víctimas. Ellas ganaron, y Sofía también lo hará, pero sus predecesoras lograron una imagen mucho mejor y distanciada del problema que la que ella ha logrado.

4. Ha habido protagonistas mejores que ella

Sofía solo ha tenido una historia en la casa de Guadalix de la Sierra, y ha durado mucho menos que las de sus compañeros. Aritz y Han han dado vídeos día sí y día también, y dentro de su trío amoroso Suso y Raquel también han dado más juego. ¿Debe ganar un concursante que no ha aportado tanto como otros?

5. Ricky la defiende

Ricky ha sido uno de los concursantes más deplorables de la casa este año. Su actitud, pensando más con sus bajos que con su cabeza, le ha jugado muchas malas pasadas. Y que sea él uno de los que se está encargando de la defensa de Sofía como ganadora de Gran Hermano 16 no hace más que restarle puntos a la navarra.

6. Sofía no es Maite

Sofía no ha sido una de las grandes protagonistas de Gran Hermano 16, pero no se puede decir lo mismo de su madre. A pesar de que ha estado tan solo 10 días en la casa, además de la semana en la que estuvo jugando por ser repescada, la conductora de autobús ha sido una de las que más juego ha dado este año. Pero, a pesar del vínculo biológico que las une, Sofía no es Maite, y premiar a una no significará en ningún momento que la otra vaya a ganar también.