Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Así reta 'Sálvame' a la ley hablando de prostitución en horario protegido

El programa ya fue denunciado por la CNMC cuando hablaron del pasado de María Lapiedra en 2018

'Sálvame' (Telecinco)
'Sálvame' (Telecinco)
Lucía F. Gallardo
@luciafergallar
25.06.2020 | 16:17

Desde hace unas semanas, Sálvame se ha ocupado con información que acusa a dos concursantes de La Casa Fuerte de haberse dedicado a la prostitución. Todo comenzó cuando, durante uno de sus tantos enfrentamientos, Fani imputó a Oriana dedicarse al mundo de la noche y de formar parte de una agencia de escorts.

La tia de Fani ha acudidado a Sálvame a revelar que ambas fueron Pretty Woman

A partir de entonces, el programa de Telecinco no dejó de recibir información que señalaba a Fani de ser "una Pretty Woman". El pasado domingo, el periodista Miguel Frigenti dejó caer que la exconcursante de La isla de las tentaciones había sido escort y mostró un audio a Jorge Javier Vázquez de una fuente que lo confirmaba.

De ahí que Raquel, la tía de Fani, asistiera a Sálvame Tomate para hablar sobre el pasado de su sobrina. Según reveló la familiar, ambas trabajaron juntas en el pasado como "Pretty Woman". Raquel reconoció a Jorge Javier que decidió hacerlo porque su marido le abandonó y tenía que "cuidar de sus hijos y pagar las facturas". Mientras que "Fani lo hizo porque le apeteció hacerlo".

Además, explicó que ambas trabajaban juntas "todas las noches" y que "ganaban dependiendo de lo que trabajaran, una buena noche se pueden sacar 1.000 o 1.500 euros". Respecto a la decisión de su sobrina, confesó que no le sorprendió su reacción "porque le gusta mucho vivir bien, el dinero y aparentar".

No recomendado para menores de 12 años

Estas declaraciones se hicieron en el tramo del Tomate, recomendado para mayores de 16 años. Sin embargo, en días sucesivos, el espacio de Telecinco no ha tenido inconveniente en tratar este asunto en su primer tramo, el Limón, el cuál está recomencando para mayores de 12 años.

De esta manera, el espacio del corazón ha vuelto a saltarse las normas y vencer a la censura que les impone su horario protegido. Muchos de los temas que tratan los camuflan bajo eufemismo. Sin embargo, este mismo miércoles uno de los reporteros del programa acudió hasta el chalet donde trabajaron Fani y su tía como 'Pretty Woman'.

Allí, la encargada aseguró que las chicas suelen trabajar solo unos días y se marchan después y que cada persona llega por un motivo, ya sea por cuestiones económicas o por necesidad.

Asimismo, el padre de su novio Christofer atendió la llamada del programa revelando que poco le importaba lo que se decía de su futura nuera, si ha trabajado como escort o no, y tampoco cree que le afecte a su hijo: “No creo que Christofer tenga problema”.

Una multa previa de la CNMC

Lo más sorprendente de este asunto es que en 2018 la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) impuso a Mediaset seis multas de 1.094.000 euros por emitir contenidos en Sálvame Limón y Naranja que no eran adecuados para las calificaciones del programa. Sin embargo, más tarde la Audiencia Nacional rebajó esta cuantía a 465.003 euros.

En concreto, el organismo no vio adecuada la forma en la que el programa relató el pasado de María Lapiedra, cuando se dedicaba a "la profesión más antigua del mundo". Ya entonces, el espacio utilizó eufemismos como "princesas" o "Pretty Woman" para referirse a prostitutas, que iban a "cenas" con "hombres", lo que quería decir clientes.

Según la CNMC, la prostitución constituye una conducta a la que los menores no deberían estar expuestos

Asimismo, la sentencia también decía que "la presentación de la prostitución como fuente de ingresos, que puede permitir un elevado nivel de vida, con independencia de si ha acreditado que la colaboradora se dedica a esa actividad o no durante el programa, constituye una conducta a la que los menores no deberían estar expuestos, pues pueden razonablemente pensar que es una conducta normalizada y a imitar" y "puede incitar la curiosidad sobre el consumo de este tipo de servicios sexuales".

"La presentación de la prostitución como una actividad económica y una fuente de actividad para una mujer joven no es adecuada por diversos motivos, que abarcan la consideración del cuerpo femenino y su sexualidad como un valor a proteger; el respecto y la valoración de la intimidad como una faceta esencial de la propia imagen; la frivolización del sexo y de los valores que han de presidir una sexualidad sana o las consecuencias de acudir a una actividad no regulada que en ocasiones puede esconder situaciones delictivas", añadía.

Debido a la franja horaria en la que se emite, Sálvame ha tenido que enfrentarse en varias ocasiones a este tipo de demandas, siendo sus contenidos cada vez más polémicos. Es por ello por lo que suelen disimular sustituyendo algunos términos como alcohol, infidelidad o prostíbulo por "agua con misterio", "deslealtad" y "casa con lucecitas".

De ahí que sea más que probable que el formato de Telecinco presentado por Jorge Javier Vázquez vuelva a ser demandado por la comisión teniendo en cuenta estos antecedentes, y que incluso la palabra "escorts" apareció en el rótulo de la pantalla, siendo un término que hace alusión a la prostitución.