Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

'Sálvame Banana', el sustituto de 'Pasapalabra' para mayores de 16 años

La CNMC multó al programa hace dos años por mostrar a Chelo García Cortés comiendo un plátano de forma obscena.

Chelo García Cortés (Telecinco).
Chelo García Cortés (Telecinco).
Redacción
@Bluper
02.10.2019 | 16:30

Telecinco ya tiene sustituto para Pasapalabra después de que el Tribunal Supremo ordenara el cese inmediato de la emisión y producción de Pasapalabra tras una demanda de la productora británica ITV, propietaria original de los derechos del formato.

Se trata de Sálvame Banana, una nueva versión del programa de La Fábrica de la Tele con calificación para 16 años. Con esta nueva denominación, el programa podrá tratar temas más peliguados, a la vez que la cadena busca lograr una mejor cuota de pantalla. 

Según ha anunciado el programa en redes sociales, a las 20:40 horas "nuestros colaboradores se van a Guadalix a ver a Mila Ximénez".

Curiosamente el formato fue condenado por la CNMC a una multa de 207.302 euros por haber mostrado en su versión Naranja -calificada para mayores de 7 años- a Chelo García Cortés comiéndose una banana de forma obscena. De hecho hasta Jorge Javier Vázquez llegó a preguntarse si "esto se puede emitir en horario infantil". 

"Sobre las 18:34:00, según la hora sobreimpresa en las grabaciones del programa, se emite un montaje de una colaborada en la pantalla gigante que se sitúa en el plató. El montaje consiste en reproducir varias imágenes de ella comiendo un plátano, lo que hace el efecto de parecer que se lo está metiendo y sacando de la boca. Las imágenes se acompañan de sonidos que imitan una succión y gemidos de mujer".

Esta solución, como ya hemos informado previsamente, sería momentánea ya que Mediaset España está intentando llegar a un acuerdo con ITV para poder retomar las emisiones de Pasapalabra en un corto plazo. 

La sentencia del Tribunal Supremo obliga a Mediaset España a indemnizar a ITV Global Entertainment con más de 14,8 millones de euros. De esta forma el acuerdo global de producción que ofrezca el grupo a la productora tendrá que compensar de alguna manera esta cifra.

Esto podría conseguirse gracias a que el presupuesto de Pasapalabra se incremente -actualmente costaría unos 50.000 euros por programa-; mientras que, por otra, el grupo tendrá que encargar nuevos formatos a la productora británica que no entraban en un primer momento dentro de sus planes.