Cabeceras especiales

Cabecera

SÁBADO DELUXE

Los 5 momentos de tensión del poli de Carlos Lozano

Mila Ximénez abandonó el plató y Belén Esteban lo mandó “a la mierda”

Redacción
@Bluper
18.03.2018 | 10:14

Carlos Lozano ha sabido convertirse en personaje del universo Sálvame con mucha facilidad, y este sábado se enfrentó a un polígrafo que levantó muchas ampollas entre sus compañeros. Tantas, que hubo abandonos de plató, muchos gritos y lanzamientos de dardos sobre la profesionalidad de los tertulianos.

Así fueron los cinco grandes momentos del polí de Carlos Lozano

La manipulación de los medios

Muchas cuestiones del programa giraron sobre su desaparición durante 48 horas la pasada semana, y sobre quién dio el aviso para que le localizasen y por qué. Los colaboradores le preguntaron si había algún tipo de problemas entre su ex Mónica Hoyos y su novia actual, Míriam, algo que él confirmó pero que achacó la culpa a los medios. “Se enfrentan y luego es mentira. Ahí ha habido un poquito de mete mierda”.

Así, Carlos aprovechó para hablar de las malas artes que tienen los medios de comunicación, Para él, “el 80% de la prensa nacional miente” y aclara que de él se ha dicho tanta información falsa que “he hecho rectificar a muchos periódicos, muchas veces hay que ponerse serios. Yo tengo una niña de 13 años no voy a permitir que un imbécil que no tiene ni idea de lo que he hecho esa noche venga aquí a contar su historia y me tenga que callar”.

María Patiño, con quien vivió un encontronazo en Socialité, se justificó por cómo actuó su programa sobre la desaparición. “Acudimos a las fuentes, y las fuentes no nos cogieron el teléfono”, explicaba la gallega. “¿Por qué te tienen que coger el teléfono a ti? Y si no tienes noticia, no cuentes nada”, le aclaraba Lozano.

El estallido de Belén Esteban

Belén Esteban anduvo muy nerviosa durante toda la noche, gritando más de lo frecuente cada vez que se sentía atacada por Carlos. “Es que parece que hago yo la entrevista, que salgo agotada. ¿Te crees las cosas que nos dicen?”, decía Belén, poniéndose en pie en un momento dado.

Carlos aprovechó la ocasión para lanzarle un dardo. “Si vieras lo que le duele a la gente cuando hablas tú de ellos. Es lo que tienes que aceptar”.

“Mira, vete a la mierda. Dije que esto va a pasar, porque me conoce y solo hay que encender la mechita. Ya está bien, tío. Yo vengo a trabajar. Y si he hablado de la gente es de la que me ha rodeado. Yo vengo a Sálvame Diario a trabajar, no a que un hombre me dé clases a mí de qué, de despellejar”, se quejaba a voz en grito. Carlos bromeó que igual al final quien se iba era él, algo que Belén le encantó. “Eso es lo que tú quisieras, lo llevas claro”, respondió socarrón Lozano.

El abandono del plató de Mila Ximénez

Otra de las preguntas del polígrafo iba relacionada con Mila Ximénez, en concreto, sobre si Carlos se consideraba más digno que ella. Él respondió que no, pero la máquina de la verdad indicó que mentía.

Yo no vengo a que nadie cuestione si tengo dignidad o no, así que a la mierda todo”, decía Mila mientras abandonaba el plató. Lozano intentó bajar los humos preguntando que qué es la dignidad, y que cada uno hace con su vida lo que le da la gana, pero que Mila “se enfade con quien se tenga que enfadar”.

Jorge Javier Vázquez entonó el mea culpa viendo la reacción de Mila. “Hemos metido la pata al hacer la pregunta. La ha metido la dirección, y yo también al no darme cuenta, porque no debí haberla hecho, y Mila tiene razón al abandonar el programa, porque no se puede jugar con las dignidades de la gente”.

El ridículo de Chelo García Cortés

El polígrafo también desveló que para Carlos Lozano Chelo García Cortés hace “el ridículo” en su sección Diario Che. “Chelo hace el ridículo en la sección porque no le pega nada, y vosotros mismos la criticáis, aclaró el presentador de Granjero busca esposa”. “Cuando tú lleves cinco años haciendo la sección habla conmigo”, le espetó Chelo.

Carlos se justificó diciendo que todos los compañeros han criticado a Chelo, y habló de casos concretos, como cuando Chelo estuvo a punto de abandonar la sección. “No iba a dejar el Diario Che, era un juego del programa, Carlitos, que no te enteras”, le aclaró García Cortés, dejando al descubierto cómo funcionan las tramas de Sálvame. “De tanto trabajar habéis perdido las neuronas”, les dijo Carlos a todos los colaboradores.

¿Ha cobrado Carlos Lozano por sexo?

¿Has recibido dinero o regalos a cambio de sexo? Esta fue otra de las preguntas que se le realizó a Lozano, que dijo que no, y el polígrafo indicó que mentía. “No miento, te lo juro. Una cosa es que tú cosas el regalo por algo, y otra que la gente te haga un regalo si quiere”, aclaró.

Lozano volvió a decir que él no se vende “pero sí me regalo”, y que nunca hubo “una compraventa” de su cuerpo. “Pero sí que te acuestas y luego te cae un reloj”, sentenció.

Sobre sexo, el polígrafo también apuntó que Lozano es adicto a él y el presentador admitió que ha llegado masturbarse tres veces al día. Además, según el detector, Lozano le habría sido infiel a su novia, lo que provocó que Miriam llamase en directo.