Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘Sábado Deluxe’, el magazine con política y sociedad que ‘Sálvame’ devoró

El programa se vendió como un formato renovado cuando pasó del viernes al sábado

Mike Medianoche
@mikemedianoche
04.08.2018 | 10:30

Durante años, Sálvame Deluxe reinó la noche de los viernes, hasta que algunos programas como Tu cara me suena empezaron a incomodar su hegemonía, a lo que se sumaba el desgaste del formato, que nunca descansaba, ni en verano. En marzo de 2017, Telecinco movía ficha y transformaba Sálvame Deluxe en Sábado Deluxe, ubicándolo en la noche de los sábados y con un contenido que no se centraría exclusivamente en el mundo rosa.

Vamos a conservar la esencia, pero aprovechando el cambio de día no sólo queremos ofrecer el mismo programa y queremos abrir el abanico de contenidos. No es un programa de política. Nos nos vamos a sentar con contertulios políticos. Abrirá los contenidos del corazón a lo social”, comentaba entonces a BLUPER Patricia Marco, directora de antena de Mediaset España.

Así, durante sus primeras emisiones el universo del famoseo convivía con secciones dedicadas a la polémica tránsfoba del autobús de Hazte Oír, se homenajeó a Pablo Echeverría (“el héroe del monopatín”), o pasó por el plató Juan Carlos Monedero quien admitió sentirse “como una cabra en un submarino” por acudir al programa, pero que “los revolucionarios tienen que ir a los platós de televisión”.

En aquel entonces, la plantilla del programa cambió y mucho. Se incorporaron como colaboradores muchos profesionales con un perfil alejado de Sálvame tales como Angie Cárdenas o Irma Soriano, Nieves Herrero y Alfredo Urdaci, trío que procedente de 13 TV. De esa misma cadena llegaba David Alemán, el presentador que acompañó durante el de 2017 verano a María Patiño, y que venía de una carrera especializada en sucesos y política.

¿Qué queda de aquel ‘Sábado Deluxe’?

Como si fuese una persona que acude a Cámbiame y meses después la ves con su mismo aspecto de siempre, en el Deluxe queda poco de aquella renovación; el programa se ha vuelto a convertir en un Sálvame Deluxe en estado puro, sin rastro de denuncia social, ni nada parecido a política; quizá por eso este verano no se haya acompañado a María Patiño de ningún compañero para presentar por las noches, porque ya no hace falta.

Ahora por allí solo se habla de Sofía Suescun, de Carlos Lozano o de la vida sentimental de Bárbara Rey. Y si en el Deluxe hay un debate, las protagonistas son Dulce la cuidadora de Chabelita y la madre de Alejandro Albalá, y el foco de su discusión no es intentar hacer un mundo mejor e denunciar injusticias, sino airear trapos sucios personales.

Eso sí, uno de los primeros inventos de Sábado Deluxe echó raíces, y fue aquella entrevista que Ángel Garó se hizo a sí mismo. Una forma atrevida y original de hablar públicamente de las acusaciones de violencia intragénero de las que se le acusaba, que abrió un ciclo de autoentrevistas en la versión diaria de Sálvame, y que llevó a Kiko Hernández, a Lydia Lozano o Anabel Pantoja a seguir el camino abierto por el cómico de origen gaditano.