Cabeceras especiales

Cabecera

REALITIES

¿Cómo sería 'Rupaul Drag Race' si se hiciese en España?

Se han realizado varios programas pilotos en esa línea, pero ninguno ha cuajado

Mike Medianoche
@mikemedianoche
23.07.2017 | 14:36

RuPaul Drag Race, el Operación Triunfo de drag queens de la cadena estadounidense Logo TV se ha convertido en un éxito a nivel mundial. Un formato en el que la drag RuPaul es la estrella absoluta del programa: ella presenta, dirige las pruebas y juzga qué concursantes se van a casa y cuál está llamada a ser la próxima superestrella drag.  

Este formato se ha podido ver en España gracias a Ten, y sus temporadas de la dos a la ocho están disponibles en Netflix. Pero antes de su llegada de manera legal ya hacía furor mediante visionados online, hasta el punto de que varias drags del programa actuaron en 2016 en Madrid y Barcelona.

¿Sería posible realizar este formato en España? Por cuestión de talento televisivo no sería problema, ni tampoco por la gran cantidad de transformistas y drags que trabajan día a día en clubs y discotecas. Por ello, analizamos cómo sería una posible adaptación a la televisión nacional.

La cadena

Ten ha sido la cadena que ha contado con los derechos de emisión de RuPaul Drag Race en España, y es una cadena con variedad de realities, algunos bastante populares como Soy Rosa, con Rosa López.

Divinity sería otra opción, por el perfil de su público, y ya ha ofrecido realities como Quiero ser. Aunque si hubiese que decantarse por una cadena generalista, Cuatro sería en la que mejor encajase, y más si a la hora de entrevistar a las participantes en los insertos le dan el aire tróspido que tanto caracteriza a la telerrealidad de la cadena.

Presentadora

En España no existe una RuPaul que tenga su propio programa de televisión, su marca de cosméticos, sus muñecas y demás como sí lo tiene la presentadora americana. Sin embargo, sí que hay drags y travestís de renombre que por currículum podrían estar al frente del programa amadrinando nuevas figuras del espectáculo.

La Prohibida, con una consolidada carrera de cantante, sería la figura más parecida a RuPaul a nivel musical. Tiene experiencia como actriz con algún premio a sus espaldas, tres discos y varios singles y eps publicados, y amplia experiencia en televisión como invitada; en el reciente especial del Pride de LaSexta, por ejemplo, la oímos decir que “perdonaría a Javier Maroto cuando su partido se pronuncie a favor de todos nosotros”. La Prohibida tiene mucho tirón en América Latina, donde suele viajar una vez al año para ofrecer conciertos en México, Chile y Argentina, por lo que un programa con ella de presentadora llamaría la atención al otro lado del charco.

Deborah Ombres, La Prohibida o La Terremoto de Alcorcón serían perfectas

Como estrella de la televisión, Deborah Ombres también podría ser una buena presentadora. Curtida en la MTV, se hizo popular por su forma cortante de hablar y su singular estilo a la hora de vestir, siempre rematado por guantes que solo cubrían los dedos. Actualmente lleva desaparecida unos años de la primera plana televisiva aunque continúa en activo, como podemos ver en sus redes sociales, y este año presentó la gala de Mr Gay en el Pride de Madrid.

En RuPaul Drag Race vemos a la propia RuPaul vestida tanto de chico como de chica, según las pruebas, mientras que a Deborah o La Prohibida no es fácil verlas así. Quizá la única travesti española que podría tener esa duplicidad escénica sería La Terremoto de Alcorcón, cuyo alter ego como Pepa Charro la hemos visto trabajar en series como Fenómenos, y también en obras teatales dramáticas como Marranadas.

Pepa Charro decidió construir el personaje de La Terremoto basándose en los cabarets gais, y precisamente La Prohibida fue quien la enseñó a maquillarse de manera excesivamente femenina. Como si de un juego se tratase, al convertirse en La Terremoto, Pepa se mete en la piel de un chico que hace de chica, dándole un nuevo giro al mundo del transformismo y el drag. "La Terremoto de Alcorcón empezó aprendiendo de las travestis y al final las travestis acabamos aprendiendo de ella", suele decir La Prohibida de ella cuando tiene que presentarla en algún evento. Televisivamente su proyecto más inminente es participar en la próxima edición de Tu cara me suena.

Invitados

Si algo caracteriza a RuPaul Drag Race es el gran abanico de invitados que colaboran en las pruebas y que luego hacen las veces de jueces para dar su opinión sobre trajes, desfiles o interpretaciones.

En España, de realizarse el programa, sería fácil imaginarse la presencia de actores, actrices o cantantes ligados al mundo LGTBI como Loles León, Rossy de Palma, Rebeca, Ruth Lorenzo, La Pelopony, Pastora Soler… Y sería un puntazo que alguna vez se dejase caer por el programa alguna gran estrella muy imitada por los transformistas, del nivel de Isabel Pantoja.

También sería interesante invitar, a modo de homenaje, a algunas de las artistas más veteranas del espectáculo drag y travestí como La Otxoa, Ángel Pavlovsky o Psicosis Gonsáles, que podrían aconsejar a las futuras estrellas desde la experiencia.  

Las pruebas

De emitirse en una cadena generalista, como Cuatro, aquí radicaría el mayor problema del formato, que originalmente dura 40 minutos en los cuales se desarrollan unas cuatro pruebas -minichallenge, challenge, pasarela y el playback-. Y es que en España tenemos la maldita tradición de hacer talents y realities largos, que superen las dos horas, por lo que los desafíos, los playbacks por la salvación o la propia pasarela de moda serían mucho más largos, perdiendo así el ritmo original.

Igual que RuPaul basa cada semana las pruebas en una temática, en España sería posible que viésemos días dedicados al cine de Almodóvar y en la que el desafío principal consistiese en grabar un vídeo de cómo cocinar un gazpacho. O recrear espacios míticos de la televisión como el Un, dos, tres y que el universo de Chicho sirviese de inspiración para confeccionar los trajes del desfile.

Además, siguiendo la tendencia actual televisiva y para estirar la duración, se haría mucho hincapié en las historias personales de las drags participantes: rupturas sentimentales, falta de apoyo familiar, acoso escolar… Algo que en RuPaul Drag Race también se ve, pero no se insiste tanto como se suele hacer en España, que hasta para cruzar el circuito de Ninja Warrior tenemos como espectadores que descubrir una historia de superación personal.

Tres proyectos frustrados

Bluper.es ha contactado con La Prohibida a raíz de este reportaje, y la artista gaditana ha explicado que realmente ha existido la intención de hacer versiones de RuPaul a la española, pero con resultados irregulares.

“Se han realizado hasta tres pilotos de programas con travestis, tres horrores inspirados en el plagio, en la copia y en la falta de criterio. Yo personalmente, por el respeto máximo que le tengo a RuPaul, por lo que ha luchado por dignificar el arte del travestismo, te digo que jamás me prestaría a participar en un programa que estuviese basado en la imitación de su formato”, explica La Prohibida, quien ha podido ver alguno de esos pilotos.

No tendría por qué presentarlo una drag

“Hay mucha gente que cree que hacer un formato como RuPaul Drag Race es fácil, como si solo fuese poner a diez travestis ante la cámara a jugar. RuPaul es una persona muy inteligente, que sabe muy bien lo que hace, con mensajes con mucho fundamento, y televisivamente su concurso está muy bien hecho. Para eso hay que contar con un equipo con mucho criterio”, sentencia la intérprete de Baloncesto o Terechkova.

“De todas formas en España existe mucha creatividad para lanzar nuevos formatos televisivos, y si se hiciese un programa original, lejos de la fórmula de RuPaul, aunque fuese con travestis, sí que me prestaría. Por ejemplo, si fuese en Cuatro, que produce realities nuevos, divertidos, originales y muy totales, pero siempre que no consistiese en un plagio de Drag Race”.  

Para La Prohibida, además, no sería imprescindible que una drag presentase el programa. “Todo el mundo piensa en un travesti para presentar un posible reality de drags, pero yo creo que la ideal sería Alaska. No hay nadie para presentar mejor un programa así, por sus referencias, su cultura y por lo icónica que es”.