Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

RTVE apenas invirtió 508.000 euros en Eurovisión 2019

Es la mayor inversión que ha hecho la cadena pública de los últimos años.

La puesta en escena de España.
La puesta en escena de España.
Redacción
@Bluper
26.06.2019 | 09:24

Poco a poco parece que RTVE se va tomando en serio el Festival de Eurovisión. Si este martes conocíamos que la cadena pública confirmaba su regreso al Festival de Eurovision Junior, este miércoles sabemos que su inversión en el certamen musical celebrado el pasado mayo en Tel Aviv ha sido de los mayores de los últimos años.

Según publica Newtral, la participación de España en Eurovisión 2019 supuso una inversión de 508.862 euros, según la información que RTVE ha remitido a Transparentia a través del Portal de Transparencia. La propia resolución indica que este importe es aproximado, ya que las cifras aún no son definitivas. 

La participación de Miki con la canción ‘La venda’ sería la mayor inversión de los últimos años, superando los 493.235 euros que se invirtieron en la edición de 2015, aunque sigue quedando lejos de la inversión de otros países o de cualquier coste un partido de la Selección Española.

Un año más, el Festival de Eurovisión 2019 arrasó en audiencias con un 36,7% de share y 5.449.000 espectadores. El dato, como siempre, se disparó aún más en el momento de las votaciones cuando el evento alcanzó el 44,6% de share y 6.148.000 espectadores y con la actuación de Miki, que congregó un 40,7% de share y 6.921.000 espectadores.

Costes de retransmisión

Más de la mitad del importe es “obligado” ya que corresponde a los costes de retransmisión del festival, incluyendo los 281.125 euros de los derechos y los 23.601 euros de la cabina de comentarista y las transmisiones internacionales.

Respecto a la actuación, el principal coste fue el de los artistas, que supuso un desembolso de 70.000 euros, a los que se suman otros 7.361 euros de sus cuotas a la Seguridad Social. El atrezzo, el vestuario y otros elementos de ambientación costaron otros 10.400 euros y el decorado 40.300 euros. Además, se elaboraron vídeos por un importe de 6.000 euros.

Además de los costes de la retransmisión y de la actuación de España, el viaje y la estancia de los representantes de España en Tel Aviv, donde se celebró el festival, añadieron otros gastos a la cuenta final. El transporte de personal supuso 14.011 euros, mientras que las dietas y alojamiento costaron otros 35.352 euros y el transporte de mercancías, otros 6.500 euros.