Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

El revolucionario ‘kit’ de doblaje remoto que ha llegado para quedarse

Los expertos en postproducción e ingeniería de sonido de Mediapro han desarrollado una herramienta que permite la grabación en tiempo real desde los hogares de los actores

Michelle Jenner (RNE)
Michelle Jenner (RNE)
C. Abel
@Crissabel
18.05.2020 | 08:09

La industria audiovisual empieza a dar los primeros pasos de la desescalada. Dos meses después del frenazo en seco de todos los rodajes de series y películas y las grabaciones de los espacios de entretenimiento a lo largo y ancho del planeta, el sector atisba la luz en los primeros lances de esa ansiada vuelta a la normalidad contenida.

Hemos sido testigos de porcentajes de consumo inéditos en la televisión lineal, con récords de audiencia que hacía muchos años no registraban las consultoras audiovisuales, y un incremento significativo tanto de altas como de la demanda de contenidos de plataformas digitales, el mejor impulso para el asentamiento de estos catálogos en el mercado español.

La necesidad ha agudizado el ingenio de los expertos en postproducción e ingeniería de sonido de Mediapro

Sin embargo, algunos de los grandes estrenos de estos dos últimos meses se han tenido que hacer en versión original subtitulada, debido al encierro de toda la población, incluidos los agentes que intervienen en el doblaje del cine, ficción y publicidad.

Este parón en la actividad afecta directamente a miles de actores, directores y supervisores de doblaje, a productoras y a las propias plataformas. La necesidad ha agudizado el ingenio de los expertos en postproducción e ingeniería de sonido de Mediapro, que han desarrollado una herramienta que permite el doblaje en remoto, un sistema nacido en tiempos de pandemia para perpetuarse.

Alta calidad y fácil usabilidad

Bautizada como ADRAH (la suma del acrónimo Additonal Dialogue Replacement y las siglas Actor’s Home), este sistema permite que el actor se sienta como en el estudio cuando graba desde su casa. "Ante la imposibilidad de que los actores pudieran desplazarse a los estudios de grabación, nos surgió la necesidad de resolver esta tesitura. La empresa de ingeniería del grupo y la gente de Unitecnic buscábamos un sistema que se pudiera enviar a casa del actor, que no necesitara de ninguna especialidad técnica para por parte de este, que su manipulación fuera muy sencilla y que nos aportara la máxima calidad de sonido”, señala Juan José García, director general de Telson.

En cuestión de una semana, nació una primera versión y tres días después la segunda, que es con la que ya han empezado a trabajar en el doblaje de las series The Head y Kosta (The Paradise) y en otras producciones ajenas.

Este kit, que incluye un ordenador, un micro Newman, los mismos que se utilizan en los estudios de grabación, y un cable que conecta la computadora con un router, permite al actor de doblaje visualizar desde la pantalla el vídeo en calidad broadcast, con su código de tiempos, y grabar sus ‘takes’ de la escena en tiempo real y en comunicación por videoconferencia con el técnico de sonido, que se encuentra en el estudio, con el director de la película, el director de doblaje y el supervisor.

"El flujo de trabajo es idéntico al de una sesión de grabación en estudio, en tiempo real y con un micrófono profesional. El técnico ajusta el doblaje en el estudio y el director, que también puede estar en su propio domicilio, comprueba simultáneamente el resultado del montaje de la grabación”, señalan desde la productora.

No reemplaza a los estudios

"Es cierto que con esta herramienta trabajamos con la misma calidad que cuando lo hacemos in situ en los estudios, ya que uno de los grandes escollos son esos decalajes que alteran la sincronía”, comenta Miguel Ángel Garzón, actor y director de doblaje, que confiesa haber tenido sus dudas al principio. Sin embargo, tras las primeras pruebas, esa desconfianza inicial sobre la calidad del audio final se disipó.

"Partiendo de la base de que trabajar con el mismo micrófono que en el estudio produce una diferencia abismal, me sorprendió la calidad del sonido cuando oí en casa los ‘takes’ grabados, pero, sobre todo, cuando los escuché en el estudio terminados. Además, ese poquito rebote que pueda tener la grabación, que si no eres un experto, no lo aprecias, una vez procesado y mezclado es completamente igualable”, subraya el intérprete, que hace énfasis en la sencillez de su manejo.

Con este sistema, el actor se concentra en el doblaje únicamente, no tiene que tocar el ratón, ni iniciar la grabación

Su complejidad técnica se ha simplificado al máximo, de tal manera que cualquiera que sepa utilizar un teléfono móvil sea capaz de manejarlo desde su casa. “Con este sistema, el actor se concentra en el doblaje únicamente, no tiene que tocar el ratón, ni iniciar la grabación como precisan otras plataformas que hay en el mercado, hace lo mismo que en el estudio de grabación, esa es la gran ventaja”, manifiesta Garzón.

Además, Miguel Ángel recalca que el uso de esta herramienta no reemplaza a los estudios de grabación, todo lo contrario, ya que el técnico trabaja igual desde su estudio, sin que el actor tenga que estar presente.

“Abre muchas posibilidades porque permite el trabajo a actores de doblaje mayores o enfermos que no pueden desplazarse, protagonistas que necesitan grabar ciertas escenas y, por motivos personales o profesionales, no pueden acudir al estudio, sin olvidar que con esta herramienta, si el director o los supervisores no pueden estar en persona en el estudio, lo pueden hacer vía remoto desde ordenador o el móvil”, enfatiza Garzón.

Agilizar la producción y ahorrar costes

“No es solo por la pandemia, la cuarentena ha sido el motivo que ha agudizado el ingenio y ha acelerado el proceso desarrollo, de lo que nos hemos dado cuenta es que no es una herramienta para ahora, sino que ha venido a quedarse y que nos va a permitir acceder al trabajo cómo y cuándo queramos y con los mismos estándares de calidad. No es competir con los estudios, sino encontrar una herramienta que resuelve un problema de disponibilidad y agiliza una producción, además de ahorrar unos costes tremendos”, concluye Juanjo García.