Cabeceras especiales

Cabecera

REALITY

La repesca, una mecánica que no siempre ha funcionado bien en 'Gran Hermano'

Ana Toro, concursante de 'Gran Hermano 10'
Jose Álvarez
@josealvarezc
29.10.2015 | 04:00

Gran Hermano 16 se enfrenta este jueves a su esperada repesca, un juego que en otras ediciones no ha funcionado tan bien como se esperaba. El programa ha dado la posibilidad de regresar a personajes muy destacados que habían sido expulsados, pero no siempre han logrado aprovechar esa segunda oportunidad.

Gran Hermano 9 fue el primero en la historia del formato en España en utilizar esta mecánica. La organización eligió a las tres expulsadas por la audiencia para que, como este año, convivieran en un apartamento mientras la audiencia decidía quién debía regresar. Ellas fueron Karen, Paula y Amor, que convivieron junto a un reserva llamado Agustín que acudió en nombre de David "el Fleky", que había abandonado sin derecho a volver.

Amor pasó de primera expulsada a primera repescada para después abandonar

La audiencia eligió a uno de los nombres más sonados de la historia de Gran Hermano, Amor. De primera expulsada de su edición pasó a convertirse en repescada, pero su segunda oportunidad no salió bien. Tras saberse de nuevo nominada, la participante decidió abandonar voluntariamente la casa y no dar de nuevo la oportunidad de ser expulsada.

Ana Toro, expulsada por la organización

Un año después, GH10 quiso volver a intentarlo. Para ello, invitó a la repesca a los 10 expulsados hasta ese momento, pero Carlos H. y Germán declinaron participar debido a compromisos laborales. Entre el resto, la audiencia eligió que volvieran a entrar en la casa Gema, Eva y Ana Toro.

Sin embargo, aún no estaban repescadas y en lugar de entrar en la casa habitual entraron en la reconstrucción del hogar de GH1, donde convivieron hasta que sus compañeros eligieron al azar a Ana Toro, que entró de nuevo a concursar.

Ana Toro pasó información del exterior a sus compañeros y fue expulsada por la organización

En esta ocasión, tampoco salió bien. La organización decidió expulsarla pocos días después de su reentrada debido a que estaba contándoles a sus compañeros información del exterior. A pesar de las múltiples advertencias, Ana Toro las desoyó y terminó de nuevo en la calle.

Tres concursantes repescados en GH11... y un vaso de agua en la cara de Carol

La mecánica se complicó en Gran Hermano 11, pero gracias a eso ocurrió uno de los momentos que han pasado a la historia del programa. La organización puso en juego tres plazas para la repesca: Carol fue elegida por la audiencia, Siscu por los expulsados y Pilarita por los concursantes.

En esta ocasión, el resultado fue mucho más positivo que en las dos anteriores, y eso que también hubo una expulsión disciplinaria aunque de ninguno de los tres. La reentrada de Carol a la casa puso en jaque a Indhira que, celosa de la relación que ésta compartía con Arturo, le tiró un vaso con hielos a la cara.

Carol fue expulsada varias semanas después por la audiencia, al igual que Siscu. Quien no volvió a caer fue Pilarita que, acompañada de su hija Saray, consiguió pasar de ser primera expulsada a tercera finalista de Gran Hermano 11.

Yago, tras los pasos de Pilarita como repescado finalista

La repesca en Gran Hermano 12 siguió una dinámica parecida, aunque en esta ocasión solo votó el público. Primero eligió entre los expulsados a los cinco que podrían convivir de nuevo en una casa anexa durante una semana. Estos fueron Chari, Óscar, Mireia, Yago y Rubén, de los cuales fueron los dos últimos los elegidos finales.

En esta ocasión, la audiencia votó para dar la oportunidad por primera vez a Rubén de convivir sin Chari, su pareja en aquella época. Su segunda etapa en la casa no dio para mucho más, volviendo a ser expulsado, pero Yago sí logró sacarle más provecho. 

En las últimas cuatro ediciones con repesca, ha habido repescados entre los finalistas

El exnovio de Yola Berrocal consiguió su pase directo a la final a pocos días de la elección de la ganadora. Aguantó hasta ese momento sin coger de nuevo la puerta e irse, y fue cuando el Súper le propuso un juego escondiéndo una cápsula del tiempo que Ángel, ganador de la edición anterior, escondió. Como sus compañeros no lo encontraron, él pasó automáticamente a la final, donde consiguió ser segundo tras Laura Campos.

María volvió para reencontrarse con Hugo en GH 12+1

María y Cristian pensaron que entraban para quedarse en la casa de Gran Hermano 12 +1 como repescados, pero no fue así. Ambos convivieron una semana de nuevo con sus compañeros y ella pudo reencontrarse con Hugo, con quien mantuvo un sonado romance.

Finalmente, los habitantes de la casa tuvieron que decidir entre ambos y fue María la elegida. En su segunda aventura en GH 12+1 consiguió un mucho mejor resultado y quedó segunda finalista, solo por detrás del ganador, Pepe Flores.

Igor, el enésimo repescado finalista

Un año más tarde, de nuevo un repescado consiguió colarse en la final. Tras ser expulsado, Igor logró uno de los dos puestos en la repesca junto a Juan Carlos. Ambos regresaron a la casa pero su destino fue muy dispar.

Mientras Juan Carlos duró apenas unas semanas más en la casa de Gran Hermano 14, Igor logró ganarse al público como no lo hizo en su primera etapa y consiguió su pase a la final. Allí fue también segundo, quedando tan solo por detrás de Susana.

Gran Hermano 16, la repesca tras un año de ausencia

Tras seis años seguidos con repesca, Gran Hermano 15 decidió aparcar esta mecánica y que ninguno de los expulsados tuviera la oportunidad de regresar a la casa. El regreso a los orígenes que pretendía buscar esta edición se vio claramente en el abandono de este apartado.

Sin embargo, con GH16 han vuelto a considerar necesario recuperarlo. La semana pasada, los concursantes expulsados hasta el momento pudieron volver a un apartamento anexo a la casa donde han ido conociendo si seguían o no en el juego. Muti fue el primer expulsado, aunque dos días más tarde le siguió Quique. Ahora todo queda entre Maite y Raquel, cuyo destino está en manos de la audiencia.