Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Las innumerables neglicencias periodísticas de Lydia Lozano

La colaboradora de ‘Sálvame’ vuelve a ser noticia tras la falsa noticia del acercamiento entre Rocío Flores y su madre

Lydia Lozano, duante el polígrafo en 'Salvame deluxe' (Telecinco)
Lydia Lozano, duante el polígrafo en 'Salvame deluxe' (Telecinco)
Redacción
@Bluper
16.02.2020 | 13:35

No es la primera vez que pasa, es más, ya casi perdemos la cuenta con las meteduras de pata de una de las colaboradoras más veteranas de Sálvame. La credibilidad de Lydia Lozano saltaba por los aires una vez más tras protagonizar un desencuentro con Antonio David Flores, participante de la última edición de Gran Hermano VIP.

Hace apenas una semana, la periodista aseguró tener información veraz de un posible acercamiento entre la hija del ex guardia civil, Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco. Hecho que fue refutado por el ex yerno de Rocío Jurado.

Una exclusiva que estuvo a punto de dar al traste con la participación de la joven en la próxima edición de Supervivientes y ponía contra las cuerdas la confianza entre padre e hija. Sin embargo, pese a haber defendido las pruebas, la colaboradora de Mediaset tuvo que retractarse una vez más, pedir perdón y confesar que su fuente era José María Franco, el que fuera el chófer de la más grande. "Creo que la fuente me ha utilizado para hacer daño colateral a Antonio David", se defendió la comunicadora, aunque el mal, por enésima vez, ya estaba hecho.

Creo que la fuente me ha utilizado para hacer daño colateral a Antonio David

Hace unas horas, las mentiras de Lozano en el polígrafo de Sábado deluxe volvieron a ser noticia. Se trataba de borrar la mala imagen que volvía a pulular debido a sus últimas informaciones, pero, al contrario de lo que se quería, Lydia demostró sus enormes miedos como profesional del periodismo.

Pero esta es solo la última de una larga lista. Si tiramos de hemeroteca, como haría Ana Pastor con sus invitados políticos en El Objetivo, en febrero de 2019 tuvo que pedir disculpas a José Frade, tras asegurar que no se había portado bien con su ex mujer, Adriana Rothlander, fallecida tras una larga lucha contra el cáncer.

Una semanas antes también tuvo que recular sus palabras tras desvelar quién sería la pareja de Yurena (Juan Miguel) en la edición de GH Dúo, igual que meses después aseguró que su compañero Kiko Matamoros sería concursante de Supervivientes durante una fiesta en la casa de Guadalix de la Sierra.

El caso Ylenia Carrisi

Pero no se vayan todavía, aún hay más. En agosto de 2018, en el plató de Sálvame se vivió un momento delicado entre Lydia y Yurena, que visitó el espacio para hablar de su nuevo proyecto: un libro de memorias.

Lozano recordó a la madre de la invitada, fallecida recientemente, y aseguró que durante una ocasión le pegó con el bolso, comentario que despertó la ira de la cantante. En aquel duro desencuentro, la artista vizcaína le recordó uno de los escándalos más grandes que ha ensombrecido la carrera de Lozano: Ylenia Carrisi.

Llegó a asegurar que la hija de Albano y Romina Power vivía en Santo Domingo

Corría el año 2005 cuando la periodista aseguró con total seguridad que la hija de Albano y Romina Power estaba viva y se encontraba en Santo Domingo. Además, para defender sus fuentes, viajó a República Dominica para entrevistarla, aunque, al final, todo resultó un bulo. Lydia tuvo que pedir perdón y reconocer el enorme daño que había causado a sus padres.

Cuatro años antes su prestigio también estuvo en entredicho. El espacio de investigación La gran mentira del corazón, producido por Melchor Miralles, puso en evidencia su capacidad profesional al no contrastar la identidad de un supuesto amante de Paulina Rubio, que resultó ser un actor desconocido que se inventó el romance. Lydia dio por real aquella relación inventada en los espacios de televisión en los que colaboraba.

Hay que recordar que, pese a todos estas polémicas y a la investigación que llevó a cabo la Comisión de Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de la Prensa, que dictaminó  "su falta de compromiso periodístico", la madrileña ha seguido manteniendo su silla fija en el espacio de tira diaria de Mediaset. Cualquier otro profesional en cualquier otro medio, seguramente, habría sido despedido por malas prácticas.