Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

El necesario reconocimiento a una gran show woman llamada Silvia Abril

La catalana se pone al frente de 'Juego de juegos', la nueva apuesta de Antena 3 para la noche de los viernes.

Silvia Abril.
Silvia Abril.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
15.02.2019 | 07:45

Silvia Abril ha dejado muchas huellas en los programas en los que ha participado. Homo Zapping no hubiese sido lo mismo sin sus imitaciones de Cayetano Guillén Cuervo o Susanna Griso. Fue el verdadero espíritu de Eurovision, algo que pocos recuerdan. Y Buenafuente dio con una verdadera joya cuando tenía en plató a La niña de Shrek.

Ni qué decir, por supuesto, de su paso por Tu cara me suena, donde consiguió que el espectador deseara saber cuál será su próxima actuación, que espectador pregunte, se interese y que la ansíe que se suba al escenario.

Sin embargo, como siempre suele ocurrir con la comedia, tanto en cine como en televisión, cuesta que se le premie o reconozca. De ahí que la elección de la catalana como presentadora de Juego de Juegos, que esta noche se estrena en Antena 3, podamos tomarlo como un reconocimiento.

¿Por qué un presentador tiene que ser alguien contenido?

“Yo creo que sí es un reconocimiento. Es una apuesta inteligente por parte de la cadena que alguien que se dedica a esto, que parte ya en su ADN como presentadora de esto, del gamberrismo, de las tonterías, que no se me caen los anillos por meterme en las pruebas, presente. ¿Por qué no? ¿Por qué un presentador tiene que ser alguien contenido? Y más en un programa así”, afirma la cómica.

“La verdad es que me sorprendió cuando me lo ofrecieron. Y a la vez me llenó de orgullo. ¡Jolín! Que no les tiemble el pulso a la hora de elegirme. Me parece inteligente. La gente me quiere, se viene a verme…”, añade Abril.

Así es. Y es que la actriz no podría ser mejor elección para un formato gamberro de este tipo. “Me lo paso genial en los parques de atracciones. Y grabar Juego de juegos es tener un pase de tres semanas. Y he acabado sin voz. Lo he dado todo. Por eso digo que es un traje hecho a medida. Me ha permitido hacer el gamberro, meterme en las pruebas, meterme con los concursantes…”.

De hecho, ese gamberrismo, ese humor es con el que pretenden que el público de Tu cara me suena se quede a ver su apuesta. “La gente se quedaba a ver las hostias que se daban en Me resbala. Es un programa de accidentes y muy espectacular porque no se ha reparado en gastos. Es una maravilla de grandes dimensiones. Esperemos que por ahí pillemos a los peques”.

¿Por qué las ediciones de TCMS donde el humor ha brillado más son las que mejor han funcionado?

Y la risa es lo que se busca el viernes por la noche. Sino, ¿por qué las ediciones de TCMS donde el humor ha brillado más son las que mejor han funcionado? Ésta con Corbacho y Anabel, la nuestra, la de Yolanda... Al final se ha necesitado cómicos. El humor es necesario. La gente busca pasárselo bien viendo la tele”, confiesa.

En cuanto a la batalla frente a sus compañeros de Gestmusic, que esta noche también estrenan La mejor canción jamás cantada en La 1, Abril comenta que se han deseado mucha suerte. “Hay fairplay, yo adoro a Tinet (Rubiera) y él a mí. Vamos a competir como tantas y tantas veces. Es el día a día de la televisión. ¡Y que gane el mejor!”.

¿Los Goya? "Sobredimensionados"

También fue otro reconocimiento el haber sido elegida como presentadora de los premios Goya junto a su marido Andreu Buenafuente. “Fue el mejor compañero que podía soñar. Antes de salir, nos dimos la mano, un beso y a disfrutar. A otro igual no le hubiera podido besar en la boca… ¡O sí! ¿Quién sabe? Para mí era seguridad. Era como volverme a casar, caminábamos por la alfombra roja y le decía: ¿No te parece que es como nuestra boda? todo el mundo pendiente, la gente felicitando”.

Respecto al resultado final, se muestra muy feliz. “¡Había tanta presión! Sobre todo por parte sobre todo de la prensa que nos decía que era un marrón. Así que tenemos mucha satisfacción. Yo tenía claro cuál era mi objetivo: defender el proyecto e intentar disfrutar. Y disfruté de lo lindo y encima la gente se lo pasó bien. Muchísima gente me ha dicho que ha visto la gala entera y no paramos de recibir felicitaciones.

¿Por qué esa presión? Pero si es la fiesta del cine. Deberíamos tomárnosla todos desde la relajación.

“Estamos pletóricos. Me siento a desayunar y brindo incluso con el té. La presión mediática fue muy grande. En la alfombra roja seguía habiendo esa presión. Y hubo un momento que dije: ¿Nos podéis desear suerte? Los Goya se han sobredimensionado. ¿Por qué esa presión? Pero si es la fiesta del cine. Deberíamos tomárnosla todos desde la relajación. ¡Celebremos que al cine va bien!”, añade.

“¿Que no se debían cerrar salas? ¿Que debían bajar las entradas? Sí, pero la industria funciona. Y salimos de unos años de crisis durísimos. Se está haciendo mucho cine. Tenemos unas películas maravillosas. ¡Queréis hacer el favor de relajaros y disfrutar! Nosotros fuimos a eso. Nuestro mejor premio es demostrar que con esa actitud se pueden conseguir cosas maravillosas”, finaliza.

Por último, resulta inevitable preguntar a Abril por su experiencia en Eurovisión junto a Rodolfo Chiquilicuatre en 2008. “Tuvimos que superar a los eurofans porque ejercían mucha presión. Pero lo viví como lo vivo todo: echando a la espalda la presión. Yo me rio de todo, empezando por mi y por la presión de después”.

Absolutamente que lo disfruté. No tengas la menor duda. Y si volviera a ir en esas condiciones, volvería a repetir”, confiesa la presentadora antes de mandarle un último consejo a Miki, nuestro representante de este año. “Relájate y disfruta”.