Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Por qué TVE tiene que renovar 'Maestros de la costura' por una segunda edición

El formato llega esta noche a su final con su renovación en el aire

Los finalistas de 'Maestros de la costura'
Los finalistas de 'Maestros de la costura'
Juan M. Fdez
@juanmafdez
16.04.2018 | 00:50

Durante estas diez semanas, los aprendices de Maestros de la Costura han utilizado kilómetros de tela para hacer realidad su sueño: llegar a la final del talent de costura y diseño de moda. Cuatro afortunados (Alicia, Antonio, Eduardo y Luisa) entrarán al taller este lunes, pero solo uno de ellos conseguirá convertirse en un auténtico profesional.

La idea de TVE era que el ganador de Maestros de la costura vistiera a Alfred y Amaia

El vencedor conseguirá el maniquí de oro, que le acreditará como primer Maestro de la Costura de España, un premio metálico de 50.000 euros, una colección cápsula a la venta en El Corte Inglés de Paseo de la Castellana en Madrid y un Máster en Diseño de Moda impartido por el IED Madrid, Istituto europeo di Design. Además, el segundo finalista recibirá un curso de un año de sastrería impartido por este centro y el tercer clasificado un workshop Eometric de patronaje a medida de cuatro días.

Lo que no se sabrá al final del programa, sin embargo, será si el formato regresará nuevamente a la televisión pública tras esta temporada. Todo hace indicar que así será. Pero, no obstante, desde BLUPER hemos querido analizar por qué Maestros de la costura merece una segunda temporada.

1. Fomenta el talento y el esfuerzo

Como así ocurriera en Operación Triunfo, Maestros de la costura fomenta valores tan importante para una televisión pública como el talento, el esfuerzo o la superación. De hecho, durante un tiempo la idea de los directivos de RTVE fue que el ganador o ganadora de Maestros de la costura fuera el encargado de vestir a Alfred y Amaia en el próximo Festival de Eurovisión para unir precisamente los valores que han impulsado ambos programas.

2. Ventana para la moda española

Otra de las grandes aportaciones de Maestros de la costura ha sido su promoción de la moda española. Al igual que ocurre en MasterChef con la gastronomía, el formato de Shine Iberia ha dado a conocer el trabajo de grandes diseñadores españoles como Ágatha Ruiz de la Prada, Ana Locking, Jorge Vázquez, Custo Dalmau, Ana Locking o Maya Hansen.

Queremos contribuir a la moda en España y a la moda en general y creemos que va haber un antes y un después con este programa”, decía la directora de entretenimiento de TVE, Toñi Prieto, en la presentación del programa.

3.  Por encima de la media

Aunque si bien es cierto la cadena pública no tiene que medirse por datos de audiencia sino tener en cuenta otros factores y, a falta de su dato final, Maestros de la costura ha obtenido una audiencia por encima de la media. Lo ha hecho, además, teniendo en frente a un peso pesado como La Voz Kids y en la última semana a Allí abajo.

Según datos de Kantar Media, el programa de Shine Iberia ha obtenido una audiencia media de un 13,5% de cuota de pantalla y 1.857.000 espectadores, más de tres puntos por encima de la media de La 1 en abril (9,9%).

4. Raquel Sánchez Silva

Maestros de la costura también nos ha servido para recuperar en una cadena generalista a Raquel Sánchez Silva, probablemente una de las mejores presentadoras que hay en nuestro país. La extremeña se ha involucrado en el programa siendo una parte activa  no un mero busto y contribuyendo también con la elección de sus modelos a la promoción de la moda española.

5. Grandes personajes

Asimismo, el programa también nos ha descubierto a grandes personajes. Por una parte, hemos conocido más de cerca a los tres miembros del jurado Palomo Spain, Maria Escote y, sobre todo, Lorenzo Caprile, quien se ha revelado como un gran personaje televisivo gracias a su naturalidad y profesionalidad.

Pero, además, fruto de su buen casting, el programa ha contado con personajes que a buen seguro seguiremos viendo en televisión -o al menos en TVE- como Mahi, que se ha convertido en la reina de los memes en redes sociales, o Eduardo, el malo que todo concurso necesita.