Cabeceras especiales

Cabecera

REALITIES

¿Quién es Payasín, el payaso de las tartas de ‘Gran Hermano’ y ‘Salvame Okupa’?

Se ha hecho especialmente popular después de dar un tartazo a Carmen Borrego

Redacción
@Bluper
24.04.2019 | 13:29

En 2012, Gran Hermano incorporaba a sus noches de Halloween un siniestro personaje: Payasín, un payaso de larga melena rojiza con mucha puntería (y mayor mala leche) a la hora de tirar tartas a los concursantes.

Este 2019, Payasín se ha hecho especialmente popular por ser el protagonista de una trifulca con Carmen Borrego durante la participación en Sálvame Okupa. Por decisión del público, el payaso de la más terrorífica sonrisa de la televisión tenía que tirar tres tartas a tres participantes elegidos por el público, entre ellos, Carmen Borrego, que no se mantuvo quieta como pedía el programa y recibió el tartazo en la papada, la cual se había operado recientemente.

Carmen Borrego señaló que el tartazo de había producido con malas intenciones, y no culpaba directamente a Payasín, sino a quienes estaban por encima de él. De hecho, se cogió la baja laboral por el daño sufrido.

En Sálvame quisieron hablar con el payaso, que se defendió. “Payasín, aunque sea maléfico, tiene corazón”, dijo de sí mismo. “Si hubiera sabido lo de la operación, se lo pego a otra persona. Pero no me afecta he hecho mi trabajo y he salido tranquilo”.

En 2016, el programa de Cuatro Soy Noticia entrevistó al actor que da vida al personaje. Se trata de Juan, un hombre con acondroplasia que explicó que es amante del deporte y que se alimenta muy bien. De ahí, quizá, la famosa fuerza con la que lanza sus tartazos.

En este espacio, Juan explicó que para él no hay obstáculos a pesar de su estatura, y recordó cómo las tartas en Gran Hermano ya provocaron accidentes antes del incidente de Carmen Borrego: él mismo se tropezó en una de sus carreras por dentro de la casa, que le llevó a estamparse contra un mueble. “Había un trozo de tarta por ahí, pegué un patinazo, y acabé con un chichón que no veas” recordó.

En Sálvame, a pesar del accidente, apunta que "si me siguen llamando, seguiré dando tartazos".