Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

¡Qué difícil es que Telecinco le sea fiel al espectador de una serie!

La cadena no emitió este lunes un nuevo episodio de ‘The Good Doctor’

Mike Medianoche
@mikemedianoche
14.08.2018 | 08:41

Con los realities, Telecinco es como un joven que se echa pareja por primera vez. Intenta ser fiel al espectador una vez lo enamora, y cuando propone una cita un día y una hora, lo cumple, aunque haya que mover cielo y tierra para no faltar a la palabra. Incluso, te hace regalos como galas improvisadas si hace falta.

Sin embargo, con las series, el canal de Mediaset es como un don Juan que intenta que te fijes en él pero que realmente pasa de ti, pues enamorarte es solo un juego y no le importa cómo será vuestro futuro juntos, ni tu felicidad. Te promociona a bombo y platillo las virtudes de sus series para que descubras cuán maravillosas son, y una vez que comienzas a fijar tu atención, empieza a jugar al despiste. Y ese don juan te dice que próximamente se irá a vivir contigo pero ese día parece que nunca llega, y te propone una cita y luego te cancela el plan y no te dice cuándo os volveréis a ver. Y tú miras la parrilla televisiva y preguntas por tu serie en Twitter, pero nadie sabe darte un dato cierto de ella.

La última serie con la que Telecinco se ha portado mal con el espectador es The Good Doctor, esa que según su publicidad me ha ganado el corazón. Porque otra cosa no, pero se anuncia hasta decir basta en sus magacines, en sus spots, en sus redes, en todo lo que haga falta.

Por tratada fue 'La Verdad'

Sin embargo, entre tanto anuncio, olvidaron mencionar que este lunes los dos capítulos serían repetidos, algo que tiene como excusa el bajo consumo televisivo de esta semana del año. Y ojo, que lo primero que vendieron es que sería un nuevo capítulo, hasta el pasado sábado, al menos, tal como se puede leer en las redes sociales de Mediaset. Pero a última hora realizaron uno de sus habituales movimientos estratégicos, en los que premia más maquillar las cifras y obtener una audiencia alta, aunque sea a base de marear al espectador.

A esto le sumamos que inicialmente ofrecían dos nuevos capítulos por noche, pero dado que ha funcionado en audiencia, la cadena decidió unas semanas después del estreno emitir un nuevo episodio en primer lugar y uno repetido a continuación, para alargar más en el tiempo el éxito.

Y encima, los espectadores de The Good Doctor deben estar agradecidos. Porque a los de La Verdad los marearon más, diciéndoles que los capítulos se emitirían próximamente para luego guardar la serie en un cajón sin anunciar fecha de estreno. Y cuando la sacan a la luz, la cambian de día, o te prometen que se va a emitir un episodio y te deja delante de la tele esperando, esperando, hasta que te das cuenta de que no llegará, como una novia plantada en el altar (por culpa del fútbol). Y además, aunque la serie está estructurada como parte de un todo, la cadena divide sus capítulos en dos tandas, antes y después del verano, no vaya a ser que un espectador pueda verla tranquilo y de una vez.

Que sí, que podría haber sido peor. Que Telecinco podría haber considerado The Good Doctor un éxito y haberla guardado para retomarla a partir de septiembre, como hicieron hace unos veranos con Chiringuito de Pepe cuando comenzó a tener éxito. Aunque casi que mejor no les demos ideas, porque con las series españolas sí que suelen hacerlo, pero con las extranjeras no (porque ya casi no les funcionan, dicho sea de paso).

La cuestión es que este cambio de estrategia para emitir capítulos repetidos funcionó bastante decente, pues de media los dos capítulos obtuvieron un 17.9% y un 18% de cuota respectivamente, cuando la pasada semana obtuvo un 20 y un 20,8%.