Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Bambú, la productora que recupera a los grandes de la interpretación para la TV

Ana Belén es la última en unirse a la productora después de años alejada de la pequeña pantalla.

Ana Belén, José Sacristán y Concha Velasco.
Ana Belén, José Sacristán y Concha Velasco.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
15.08.2017 | 00:14

En menos de una década, Bambú Producciones se ha convertido no sólo en una productora de referencia en España, sino en Europa. Y prueba de ello es que su fundadora Teresa Fernández-Valdés ha sido nombrada por la revista Forbes como una de las mujeres más influyente de España y como una de las 20 mujeres más poderosas de la televisión mundial por Hollywood Reporter.

Pero más allá del éxito de sus series, la productora también se ha referenciado por conseguir recuperar (y seducir) para la televisión a los grandes de la interpretación de nuestro país, que no han dudado en unirse casi con los ojos cerrados a sus proyectos de ficción. 

Ana Belén regresa a la televisión como protagonista 18 años después de Petra Delicado

La última en unirse a la productora ha sido Ana Belén. La actriz y cantante, cuyo último trabajo en la pequeña pantalla data de 2012 con un pequeño cameo en Hospital Central, protagonizará Traición, la nueva serie de RTVE sobre una importante familia de abogados y donde dará vida a la manipuladora matriarca de la saga.

La ficción recuerda por su planteamiento a Gran Reserva, la primera gran serie de Bambú para la productora y que también consiguió recuperar para la televisión con papeles protagonistas a dos grandes de la interpretación: Emilio Gutiérrez-Caba y Ángela Molina.

El actor dio vida a don Vicente Cortázar, un hombre perverso, capaz de cualquier cosa con tal de conseguir lo que quiere y mantener a su familia unida, que le valió el Premio Ondas, el Premio de la Academia de la Televisión y el de la Unión de Actores a mejor intérprete masculino en ficción nacional.

Por su parte, Molina, que no trabajaba para una serie de televisión en España desde Hermanas (1998), interpretó a Sofía Ruíz, la buena y sencilla matriarca de los Reverte. Años después, también trabajaría con un pequeño papel en Velvet.

Para su siguiente ficción Hispania, en Antena 3, la productora contó con Lluís Homar, que interpretó al pretor Galba. Este papel le sirvió para ganar el Premio de la Academia de la Televisión a mejor actor y ser nominado al Fotogramas de plata. Tras este trabajo, el actor también trabajó para Bambú en Imperium, Gran Hotel y Bajo sospecha.

Ángela Molina y Emilio Gutiérrez Caba.

El reconocimiento de la crítica

La siguiente grande de la interpretación en caer rendida a los encantos de Bambú fue Concha Velasco. La actriz, que había protagonizado Herederos en 2007, fue ‘rescatada’ por la productora para dar vida a la estricta Ángela Salinas en Gran Hotel (2011). 

Aquel papel, como no podía ser de otra forma, le valió el reconocimiento de la crítica alzándose con el Premio Ondas, el Premio Iris y el de la Unión de Actores a mejor actriz. Tras este trabajo, la vallisoletana ha trabajado para la productora en Bajo sospecha, Velvet y Las chicas del cable.

También ha sido seducido por Bambú José Sacristán. El actor, que no hacía televisión desde 1996 cuando protagonizó Éste es mi barrio, ha ganado los Premios Feroz, Ondas e Iris a mejor actor por su papel de Emilio López. También participará en el spin off de la serie, Velvet Colección y en Tiempos de guerra.

Precisamente para Velvet, Bambú también rescató para la televisión a otro grande: Tito Valverde. El actor, que llevaba sin trabajar en la pequeña pantalla desde 2009 tras el final de El comisario, tuvo un pequeño papel en los primeros episodios de la serie interpretando al padre de Alberto Márquez.

En esta serie, además, la productora también recuperó para la pequeña pantalla a Aitana Sánchez-Gijón. La ganadora de la Concha de Plata a la mejor actriz por Volavérunt en 1999 no hacía televisión nacional desde 2004, cuando protagonizó Los 80.

Otra grande de la interpretación que sedujo Bambú ha sido Vicky Peña. Después de participar en algunos capítulos de Gran Reserva: El Origen, la gran dama del teatro se puso en la piel de Rosalia Manzano, la ama de llaves de Seis hermanas.