Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Los problemas a los que se enfrenta Risto Mejide con su partido político

El camino para conseguir presentarse al Congreso de los Diputados no será nada fácil.

Risto Mejide (Mediaset)
Risto Mejide (Mediaset)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
23.09.2019 | 08:08

Hace tan sólo unos días, Risto Mejide sorprendía a propios y extraños anunciando que, ante su hartazgo con los políticos de nuestro país, había decidido montar su propio partido político, PNLH (Peor no lo haremos), junto a su equipo de Todo es mentira.

La gente no está harta de la política. Está harta de que le tomen el pelo. Cuando le digan que quieren pactar, cuando no es verdad. Cuando buscan que les demos más votos para no tener pactar”, decía el presentador. 

"Hoy os anuncio el nacimiento de un nuevo partido político: hoy nace el PNLH (Peor no lo haremos). Un partido que sí tiene una ideología: aprobar todo aquello que ellos no han conseguido aprobar", anunciaba.

Sin embargo, Mejide y el equipo del programa no lo tendrán fácil para poder aspirar a obtener algún escaño en las próximas Elecciones Generales del 10 de noviembre. Ésta son, de hecho, algunas de las trabas a las que tendrán que enfrentarse.

50.000 firmas

El primer obstáculo al que se enfrenta el PNLH es que para poder presentarse formalmente necesitan conseguir el 1% de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción a la que se presentan, la Comunidad de Madrid. Es decir, necesitarían un total de 50.000 firmas.

Conseguir una lista

La segunda traba será tener que completar la candidatura hasta rellenar los 37 diputados que se eligen en Madrid. Por ejemplo, cuando Eva Hache decidió también presentar su propio partido, el Partido Hache, presentó una lista con los 35 diputados que se elegían entonces por Madrid.

La solución de Noche Hache fue rellenar la candidatura no sólo con los colaboradores del programa sino también con otros miembros del equipo como redactores. Así vimos a gente como Quequé, Ricardo Castella, Julián López, Javier Coronas o Marta Nebot.

La baja por paternidad de Risto

Su tercer problema tiene que ver más que con la promoción del partido. En este sentido no hay que olvidar que Mejide anunciaba el pasado jueves que se tomará la baja por paternidad ante el inminente nacimiento de la hija que espera junto a Laura Escanes.

"Me la cojo porque puedo, porque debo y porque quiero. Soy consciente de que tengo la inmensa suerte de que me pasen las tres cosas. La gente que tenemos cierta notoriedad tenemos la obligación moral de hacerlo y estoy encantado", comentaba.

De esta forma, todo hace indicar que el PNLH perderá a uno de sus grandes alicientes de cara a su campaña electoral si finalmente consigue que la Junta Electoral Central convalide su lista.

Los anunciantes 

Otra de las trabas a las que se podría enfrentarse TEM con su partido político son los anunciantes. Y es que, ¿estarán todas las marcas que se anuncian en los intermedios publicitarios del programa cómodas con un espacio que cuenta con un partido político

En un principio no parece algo demasiado preocupante ya que esta formación política parece más nacida para hacer ruido mediático que para realmente terminar representando a los españoles en el Congreso de los Diputados.

No hay que olvidar que a sólo unos días de la celebración de las Elecciones Generales, el partido de Eva Hache decidió retirarse de la carrera electoral ya que "los sondeos les daban pocas posibilidades de lograr representación en el Congreso y, como mucho, sólo podrían colocar a su cabeza de lista, lo que supondría tener que prescindir de Eva Hache como presentadora".

La Junta Electoral

Una vez superados estas trabas, el gran problema llegará en campaña electoral. Y es que Cuatro no podrá hacer toda la publicidad que quiera del PNLH ya que la Junta Electoral Central podría obligarle a respetar el pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y la neutralidad informativa, como así consta en el artículo 66.2 de la LOREG.

Compatibilidad

Por último, si superan todos estos problemas y finalmente consiguen al menos un escaño por Madrid, Mejide se vería en la tesitura de tener que elegir entre abandonar su trabajo como presentador de TEM para pasar a ser diputado o, si por el contrario, deja que corra la lista y e es uno de sus compañeros el que se convierte en diputado.