Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La importancia del prestigio: Atresmedia supera a Mediaset en ventas internacionales

Sólo en venta de series al extranjero, Atresmedia ingresa más de 20 millones de euros anuales.

Imagen internacional de 'La casa de papel'.
Imagen internacional de 'La casa de papel'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
08.03.2019 | 14:01

El camino a seguir por las cadenas generalistas en el futuro, si realmente quieren que las nuevas plataformas no acaben con sus negocios, está en la producción, distribución y venta internacional de sus formatos de entretenimiento y ficción. 

De ahí que Atresmedia haya apostado por crearse un importante sello en ficción, o haya creado Atresmedia Studios con el objetivo de crear y diseñar contenido de ficción y entretenemiento para los nuevos operadores del mercado; o Mediaset España haya creado Mediterráneo, una sociedad para potenciar el área de distribucción y venta internacional de sus formatos. 

A menudo informamos de la venta de derechos o producción de series de estos dos grandes grupos a plataformas como Netflix, Amazon, Movistar o HBO. Sin embargo, ¿cuáles son los ingresos que tienen gracias a estas ventas? ¿Qué grupo está ganando más?

Mediaset España rompía ese 'silencio' este jueves revelando que "la venta de ficción y programas ha pasado de 4 millones de euros al año durante 2012-2015 hasta los 8 millones en 2018, con la perspectiva de seguir aumentando".

“Desde 2012 hasta 2018 hemos obtenido unos ingresos de más de 90 millones de euros brutos, 35 millones en ficción y programas y 55 en películas, con más del 60% de ellas del extranjero", ha explicado Massimo Musolino, director general de Gestión y Operaciones de Mediaset España.

20 millones de euros por series

Unos datos que están muy alejados de los de Atresmedia. Y es que, según los datos públicos de los resultados del grupo en 2018, Atresmedia ingresó sólo en 2018 58 millones de euros en concepto de Producción y distribucción de Contenidos de ficción, programas y películas. 

Esta cifra fue mayor en 2017 con 66 millones de euros, según también se desprende de los resultados hechos públicos hace tan sólo unos días. Es decir, mientras que Mediaset tuvo unos ingresos de 90 millones desde 2012 hasta 2018; Atresmedia obtuvo 124 millones de euros en sólo dos años.

El grupo no hace diferenciación entre ficción, programas y películas. Sin embargo, El Español publicaba que las ventas de series al exterior han pasado a representar el 2% de los ingresos brutos del grupo. Es decir, unos veinte millones de euros.

En la presentación con analistas se indicó además que las ventas al extranjero representan el 87% del total de la venta de series, lo que significa que el montante total de ventas ya supera los 23 millones de euros, según estos cálculos.

Es decir, mientras que Atresmedia obtiene unos ingresos superiores a los 20 millones de euros sólo por venta de series, Mediaset España alcanza los 8 millones por la venta de series y programas. 

La importancia del prestigio

Esta brecha se explica porque, además de la venta de derechos de emisión de series a plataformas, Atresmedia también consiguió vender en el último año los derechos para realizar nuevas temporadas de La Casa de Papel a Netflix, los de Velvet Colección a Movistar y los de Vis a vis a FOX, y Atresmedia Studios produjo El Embarcadero para Movistar y Pequeñas coincidencias para Amazon. 

Por su parte, además de la venta de derechos de emisión de series a plataformas, Mediaset España sólo ha conseguido vender la producción de una serie a otra plataforma a través de Alea Media, la cuál está participada en un 30% por la compañía. Se trata de Patria, la serie basada en el aclamado libro de Fernando Aramburu. 

Cobra aquí por tanto sentido el discurso de Atresmedia de que el prestigio da rentabilidad. "La casa de papel es el máximo exponente de nuestra estrategia en ficción: una serie de calidad, de prestigio, respetuosa con los creadores, exportable y capaz de rentabilizarse al máximo”, explicaba el director general de Atresmedia, Javier Bardají. 

 “Hoy en día, el prestigio es más que una medalla, es rentabilidad. En Atresmedia comprendimos hace años que comenzaba el cambio y quisimos adelantarnos. Entendimos que era hora de que las series españolas salieran de la pantalla de salón de casa para viajar por todo el mundo; que era hora de encontrar nuevas fórmulas para alargar y extender la vida económica de una serie. Por todo ello es tan importante el prestigio que rodea a nuestras series”, añadía. 

También se entiende la decisión del grupo de acortar las series a 50 minutos. Y es que de esta manera, las ficciones puedan viajar más fácilmente fuera de nuestras fronteras.