Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Por qué es tan importante que se hable de 'Salvados' en el debate a cuatro?

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
14.06.2016 | 00:24

La televisión se ha visto tan involucrada en la política que ya casi viven como compañeros de piso. En concreto, una cadena como laSexta ha transformado de forma radical su modelo de hacer televisión de aquí a unos años hasta transformarse en la casa de la información. Prueba de ello es lo que ocurrió este lunes durante el debate entre los líderes de las cuatro principales fuerzas políticas, donde Salvados y Jordi Évole coparon algunos de los temas de debate.

Fue hacia el final de la noche cuando Mariano Rajoy ponía sobre la mesa el programa de laSexta. "Usted dijo que yo cobraba dinero negro y es mentira", comentaba el presidente del Gobierno en funciones refiriéndose a las palabras que dijo Rivera en su cara a cara con Iglesias en el especial de Salvados sin obtener respuesta en un primer momento.

"No me contestó antes", conseguía Rajoy reanudar el tema. "Usted dijo que cobré dinero negro. Y usted cobró dinero negro tal y como le dijo a Évole", dijo el líder del Partido Popular. "Sí, pero fue antes de meterme en política. Yo digo la verdad, no como usted que miente y luego se lleva sobres y dinero negro", respondió Rivera. "¿Cobró facturas en negro? Pues muy bien", comentó Rajoy ante la respuesta tan segura del líder de Ciudadanos. 

Es sólo uno de los varios momentos en los que el periodista de laSexta entró como protagonista pasivo en el debate entre los cuatro candidatos. Una cita que no es más que el reconocimiento del buen hacer periodístico de un programa de televisión que ha apostado por hacer un tipo de televisión diferente, a veces poco ligada a la actualidad, y que ha conseguido romper los moldes estrictos de los debates y los cara a cara para hacer televisión política. 

Y es que Salvados ha cambiado mucho desde su nacimiento. Ya poco o nada tiene que ver con el tipo de reportajes que hacía en su nacimiento. Salvados sigue siendo el niño revoltoso de la pequeña pantalla pero ha madurado, se ha puesto unos buenos zapatos y ha dado un giro radical hacia la calidad. Un programa de estudio. 

Un programa que ha logrado colar alguno de sus temas en el Congreso. Televisión que no sólo lucha por hacer televisión, sino que busca una respuesta activa en la calle. Una consecuencia. Jordi Évole y su Salvados va en la buena dirección cuando es tan importante nombrarle en un debate que se promete decisivo en el voto de un cuarto de los ciudadanos. Una cita que da argumentos para ver la televisión con otros ojos y otra importancia. Un debate histórico que ha unido por primera vez a los cuatro principales líderes políticos.