Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Por qué los gigantes del streaming se han fijado en la España pirata?

Netflix, HBO o Amazon lanzan sus servicios en nuestro país a pesar de nuestro índice de piratería.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
06.12.2016 | 04:33

Según el informe del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales de 2015, un 30% de usuarios accedió ilegalmente a series de televisión, sumando 950 millones los capítulos reproducidos o descargados ilícitamente.  

A pesar de ello, España se ha convertido en objetivo de las grandes compañías de servicios de vídeo bajo demanda. Netflix aterrizó hace ahora un año en nuestro país y ya acumula 216.000 suscriptores, según la CNMC; HBO estrenó su servicio sólo hace dos semanas y Amazon lo hará antes de que finalice el año, como así avanzamos este martes.

950 millones de capítulos fueron reproducidos o descargados ilícitamente

A ellas también podría unirse Vivendi, que como ya avanzara Le Monde en junio, ya está trabajando en su plataforma Watch de vídeo bajo demanda para ponerla en marcha en España. No obstante, aunque en un principio llegaría a nuestro país a finales de año, parece poco probable que así sea.

Además, según C21 Media, la británica Sky sigue con su estrategia de expansión en Europa a pesar del Brexit. La compañía planea lanzar su servicio OTT en España y Francia. Hace unos meses, SABEMOS confirmaba el interés de Sky por entrar en nuestro país vendiendo una caja para streaming de contenidos. En Reino Unido, la oferta a través de internet de Sky se comercializa bajo la marca Now TV.

Todas ellas tienen que competir con Movistar + y Wuaki. La primera de ellas cuenta con 936.000 suscriptores, según la CNMC; mientras que la segunda se queda con 132.000 suscriptores. Por su parte, Netflix acumula 216.000 suscriptores, aunque hace unos meses Variety habló de 500.000.

1.567 millones en juego

Pero, ¿por qué España? Por una parte, nuestro país es uno de los países donde más pueden crecer estos gigantes del streaming ya que sólo un 10% de los españoles reconoce ser usuario de plataformas de pago. De hecho, según estima dicho informe, el consumo ilegal de series en nuestro país tendría un valor de 1.567 millones de euros, según el citado informe.

Por otra parte, teniendo en cuenta estos datos de piratería, España es muy buen campo de pruebas de cara a su desembarco en otros países con mejores datos. La gran pregunta es si hay mercado para tantas plataforma teniendo en cuenta estos índices.

Según la IP Awareness Foundation, la llegada de Netflix a Australia redujo los niveles de piratería en aquel país. Los resultados recogidos por ADSL Zone mostraban que un 29% de los adultos entre 18 y 64 años reconocía realizar descargas ilegales en 2014, mientras que un año después la cuota bajaba hasta un 25%.

En nuestro país, mientras en 2014 los capítulos reproducidos o descargados ilícitamente sumaban 1.033 millones, en 2015 bajó a 950 millones. Sin embargo, mientras en 2014 un 25% de los encuestados justificaba la piratería, en 2015 creció a un 30%.

Producir en España

Además de la piratería, estos gigantes también se enfrentan a la Ley Audiovisual de 2010 que obliga a las empresas que prestan el servicio de comunicación audiovisual en España a dedicar el 5% de sus ingresos de explotación a financiar obras europeas (el 6% en el caso de las cadenas públicas).

No obstante, tanto Netflix como HBO producirán en nuestro país. La primera ya rueda Las chicas del cable, su primera producción de la mano de Bambú Producciones. Hace unos meses además estrenó la cinta 7 años, con la que aspira a ganar algún premio Goya.

Por su parte, HBO anunciaba la pasada semana que producirá ficción original en nuestro país. Para ello ha fichado Miguel Salvat, hasta ahora director de canales premium de Movistar, como Commissioning Editor of Original Programming en España.