Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

La política, un tema tabú en la casa de 'Gran Hermano VIP'

Los concursantes evitan sacar ciertos temas en su convivencia para no buscarse enemigos.

Imagen de la gala cuarta de 'GH VIP'.
Imagen de la gala cuarta de 'GH VIP'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
11.10.2018 | 07:57

“Esto es como la Navidad, si sacamos el tema de Franco nos vamos a enfadar”, decía hace unas semanas Belén Esteban en Sálvame después de que en el programa se sacara a debate en plató la exhumación del cuerpo del dictador fascista Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Y algo así ocurre en Gran Hermano VIP. No es que Suso, Miriam Saavedra y compañía se vayan a poner a hablar de este tema, obviamente. Pero sí que es cierto que los concursantes evitan entrar a hablar de temas políticos o sociales a pesar de encontrarse encerrados en una casa durante 24 horas con pocos divertimentos.

Nunca hemos visto, por ejemplo, al propio Suso opinar sobre lo que sucede en su tierra Cataluña, a Miriam sobre los problemas de la inmigración, a Makoke sobre la persecución de Hacienda a los famosos, o a Verdeliss sobre la gestación subrogada.

Por una parte, el posicionarse ideológicamente en ciertos temas podría acarrear consecuencias a los concursantes. No hay que olvidar, por ejemplo, que Marta López se ganó muchos enemigos fuera de la casa al confesar durante la segunda edición de GH que era admiradora de Franco.

Pero, por otra, también se podrían crear polémicas que no beneficien al programa. En la memoria de todos está la expulsión disciplinaria de Argi en Gran Hermano 14 después de decir “en broma” que había ido a una manifestación de ETA.

De hecho, ni el presentador del programa Jorge Javier Vázquez ha hecho ningún comentario político durante esta edición cuando, por ejemplo, en GH 17 sí que lanzó alguna alusión a la actualidad política de entonces.

Primera edición sin políticos

También hay que destacar que, al contrario, de las tres últimas ediciones, esta edición no cuenta con ningún político entre sus concursantes. Una costumbre que se inauguró en la tercera edición con la entrada de laexconcejala del PSOE de Los Yébenes, Olvido Hormigos.

En la siguiente edición, a falta de uno, hubo dos perfiles políticos: el de la concejala de Ciudadanos de Castilleja de la Cuesta, Carmen López, y el del militante del PP acusado de falsedad documental, Francisco Nicolás.

Precisamente aquel año fue en el que más se habló de temas políticos ya que el joven no dudó en compartir sus historias con los demás concursantes. Y así contó cómo había entrado en política gracias a José María Aznar o desveló secretos de Zarzuela.

Ya en la quinta edición, el concejal del PP de Medina del Campo, Sergio Ayala, se convirtió en el político de la casa. No obstante, al igual que sucede ahora, intentó no entrar a hablar de temas políticos.