Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Movistar vuelve a abrir el eterno debate: ¿Emisión semanal o atracón?

Movistar+ ha cambiado de estrategia con su serie 'Mira lo que has hecho', que pasará a emitirse de forma semanal

'Mira lo que has hecho', 'Valeria', 'Vis a vis', 'White lines'
'Mira lo que has hecho', 'Valeria', 'Vis a vis', 'White lines'
Jorge Rabazo
@jorge__rb
06.06.2020 | 07:50

La llegada de las plataformas de vídeo bajo demanda trajo consigo una nueva forma de consumir series de estreno, inédita hasta entonces: el binge watching o maratón de series. Una estrategia que ya no es nueva para nadie puesto que está completamente arraigada en el imaginario colectivo de los usuarios de estas plataformas.

Movistar emitirá semanalmente dos capítulos de 'Mira lo que has hecho'

Y en nuestro país no ha sido diferente. Las series españolas originales de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video se han estrenado durante estos años bajo esta forma de emisión. También Movistar+, la plataforma que más está apostando por la ficción española, ha seguido esta dinámica.

Sin embargo, las tornas parecen estar cambiando y, tras años de lanzamiento de temporadas completas en un mismo día, la tradicional emisión de capitulo por semana empieza a abrirse paso de nuevo en estas plataformas.

Ha sido la propia Movistar+ la última en un unirse a esta nueva (pero vieja) forma de emisión con Mira lo que has hecho. Un punto de inflexión para la plataforma, que cambia de estrategia por primera vez en mucho tiempo con la serie de Berto Romero. 

Desde la plataforma declararon en sus inicios que el tipo de emisión iba a depender de la serie, dando a entender que el drama sería más propenso a la emisión semanal, para crear conversación, y la comedia sería lanzada "de golpe". Sin embargo, la apuesta habitual de Movistar ha sido el lanzamiento completo, tanto con el drama como con la comedia.  

El resto de plataformas tampoco son ya reacias a seguir este método. Disney+, la última en llegar a nuestro país, ha apostado por estrenar un capítulo semanal de series como The Mandalorian, High School Musical, o The Clone Wars, a pesar de estar disponibles completas en Estados Unidos, logrando así alargar su vida durante meses. Por su parte, Netflix ha seguido este método con el documental El último baile de Michael Jordan o recientemente con la serie Snowpiercer; y HBO con series como Rick & Morty

¿Atracón de capítulos o emisión semanal?

Es uno de los debates más recurrentes entre los espectadores de series. ¿Es mejor tener acceso a la temporada completa o, por el contrario, se disfruta más de una serie viendo un capítulo a la semana? Lo cierto es que hay motivos suficientes para defender ambos formatos de emisión.

Por un lado, emitir toda la temporada “de golpe” proporciona un poder extra al espectador, que se convierte así en su propio “programador”. De esta forma, el usuario elige de qué forma distribuir su experiencia de visionado.

El espectador se obligado a consumir las series de un tirón para evitar spoilers

Sin embargo, tiene un punto negativo, y es que la conversación en torno a la series dura, a lo sumo, durante su primera semana de estreno. En otras palabras: hasta que la plataforma de turno estrena otra temporada, de otra serie, al viernes siguiente.

Esto provoca una ansiedad en el espectador, que está "obligado" a verse todos los capítulos rápido para evitar spoilers en redes sociales, o incluso entre la conversación con su entorno más cercano. Hasta Netflix destripaba a través de sus redes sociales detalles de la última temporada de La casa de papel tan solo unos días después de su salida. 

Por otro lado, la emisión semanal tradicional despoja al espectador de este poder y le obliga a esperar en un mundo, como decimos, cada vez más ansioso. Se ha comprobado con la ficción en abierto que ya pocos espectadores están dispuestos a sentarse en un horario y días concretos para consumir una serie. 

Pero, su punto positivo, es que la conversación dura más tiempo y se consigue crear evento en redes sociales y medios de comunicación durante meses, como ha ocurrido durante la última década con series como Juego de tronos. Además, como espectador, puedes adentrarte mejor en una serie que no vas a olvidar en unos días, algo que sí ocurre con más facilidad con el Binge Watching. 

El regreso puntual de esta emisión semanal no quiere decir que las plataformas vayan a renunciar a un método, el estreno directo de temporada completas, que ha sido un éxito en infinidad de casos; pero sí pone de manifiesto que ambas opciones pueden ser complementarias y que, además, existen series a las que les sienta mejor alargar su existencia durante más tiempo para que el poso que dejan en los espectadores sea mayor.