Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

'Pekín Express': una edición potente que peca de repeticiones

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
06.04.2016 | 00:33

Pekín Express ha vuelto a demostrar el buen formato que es. El programa (ahora de laSexta) ha iniciado una nueva carrera con Sri Lanka como campamento base. Pekín Express es un espectacular formato que siempre ha estado realizado con inteligencia en España. Aunque se tienda a comparar con el año anterior, el programa ya tiene cinco ediciones a sus espaldas y necesita golpes de efecto.

Por mucho cambio de escenario que tenga el programa, las novedades las marca el casting. Sin un buen equipo de aventureros el programa está perdido. Pekín Express es un picado de imágenes y totales de concursantes decorados con un entorno envidiable y que todo el mundo comienza a buscar en las agencias de viajes. Por eso lo más importante es que su casting funcione.

En su primer contacto con la audiencia, Pekín Express consigue un equipo potente. El programa sigue marco por ciertos estereotipos y patrones que tienden a la comparación. Perfiles que desde el primer momento son fuertes a nivel de reality pero que pierden fuerza en cuanto a competitividad. Y si algo es Pekín Express es una carrera.

El programa peca de seguridad y repite demasiado ciertos perfiles que puede espantar a los aficionados y fieles al programa. Unas jerezanas que se parecen bastante a los gemelos del año pasado o unas gogós que tiran de estereotipos y recuerdan a Mª del Amor y Yareli, concursantes de la quinta edición. 

La duración del programa es uno de los factores más negativos de Pekín Express. Algo que no es nuevo en la versión española. El programa, que arranca con fuerza desde los primeros minutos, baja de intensidad según avanzan las horas y pierde tirón. Si la cadena permitiese un espacio algo más corto el montaje del mismo tendrá un ritmo mucho más potente.

Cristina Pedroche sigue correcta. Aquí, al menos, se aleja de los titulares polémicos. La presentadora estaba demasiado guionizada el año pasado y si algo ha gustado siempre de Pedroche es su naturalidad y su calle. En este segundo año vemos a una Pedroche algo más desenfadada y estricta.

A Pekín Express le viene bien su salto a laSexta. Este formato nunca ha tenido el carácter de Antena 3. Este programa es algo rompedor para la audiencia de la cadena principal de Atresmedia a pesar de contar con una lardo currículum. Por eso su cambio de cadena le puede sentar muy bien en cuanto a audiencias, menos exigente, y en cuanto a tener un perfil mucho más social.