Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Supervivientes' se vuelve aburrido: la necesidad de una trama potente

El reality va camino de sólo ser recordado por las circunstancias en las que está teniendo lugar

Nyno, Ferre y Christian Suescun (Mediaset)
Nyno, Ferre y Christian Suescun (Mediaset)
27.03.2020 | 11:10

Supervivientes 2020 vivió anoche la esperada y tradicional unificación, en la que los distintos grupos de la playa, pasan a formar un único grupo. Así que siervos y mortales volvieron a estar juntos. Por su parte, siguen desconociendo la existencia de la Playa Desvalida, donde desde hace semanas están los concursantes eliminados por el público. Será el próximo jueves cuando llegue la unificación definitiva.

Es necesario que surja la trama de larga duración que suele abarcar toda la edición

La actual edición del reality de Telecinco no contaba a priori con un gran casting ya que la mayoría eran caras poco conocidas o de saldo. No obstante, confiaba que con el paso de las semanas estos concursantes que prejuzgamos desde el principio, nos regalaran una edición llena de interesantes tramas. Hasta el día de hoy, sin embargo, no parece que sea así. La edición ya me está aburriendo y no estamos más que en el ecuador del programa.

En todos los realities, a estas alturas ya sabemos sobre qué personajes recaen las tramas principales. En Supervivientes 2020 no parece muy evidente. Sí que es cierto que van surgiendo algunas tramas, pero son pobres o de poco recorrido. Es necesario que surja la trama de larga duración que suele abarcar toda la edición y que está llena de giros.

Un ejemplo de ello fue la que protagonizó Sofia Suescun en Supervivientes 2018. Y es que, teniendo novio, por entonces Alejandro Albalá, se enamoró de otro concursante y esa trama abarcó gran parte de la edición, surgiendo nuevos giros cada semana. Eso es lo que necesita ahora mismo Supervivientes 2020.

Es una lástima porque hay determinados personajes que tienen potencial y no lo explotan... o no del todo. Y al final lo que ocurrirá es que esta edición pasará sin pena ni gloria, solo será recordada por las circunstancias que estamos viviendo y cómo han afectado al funcionamiento del programa. Pero, nada más.

El robo del arroz

En la Palapa, los concursantes discutieron sobre el famoso robo de arroz, que Fani, Avilés y Rocío Flores han adjudicado a Nyno. Avilés afirmó que vio al cantante coger arroz de la sartén y esto sirvió para que Fani y Rocío lo acusaran, y Nyno se ofreciera para someterse al polígrafo de Conchita. ¡Claro que sí! ¡Esta la situación ahora mismo para que Conchita coja un avión! 

El programa mostró las imágenes y eran concluyentes. El arroz desapareció después de que Fani y Rocío tocaran la sartén. Podría ser casualidad, pero parece ser que usaron la acusación a Nyno para exculparse. Sin duda, las chicas fueron muy poco generosas y tramposas. 

La amistad que mantiene Rocío con Fani no me gusta nada. Es bastante tóxica. Siempre parece que es Fani la que genera los conflictos y, llegado el momento, da un paso atrás dejando a una Rocío beligerante que se involucra en conflictos ajenos, lo que puede por terminar repercutiéndole a la nieta de Rocío Jurado. Y parece ser que Antonio David suscribió esta teoría.

Sofía y Gloria

Cerrado el televoto, la audiencia decidió expulsar a Nyno y Cristian. La expulsión de este último era previsible ya que, pese a ser salvado en varias ocasiones, esta semana apenas se ha visto la hermano de Sofía Suescun. Y eso que parecía que nos estaba salvando la edición. Sin embargo, el joven ha pasado a un segundo plano, que obviamente no le ha beneficiado ya que, si los espectadores no te ven, no saben que estás. Más tarde, el mismo Cristian fue expulsado de manera definitiva en Playa Desvalida.

El programa recuperó la tradicional prueba de la apnea para elegir al líder, que fue ganada por Barranco, convirtiéndose así en el primer líder de la unificación. En la ronda de nominaciones, el grupo nominó a Fani y Ferre, por lo que Barranco tuvo que desempatar salvando a Ferre para nominarlo directamente más tarde.

Mención aparte merece la actitud que mantienen en plató Gloria Camila y Sofia Suescun. Es bien sabido que la relación de ambas no es buena y en el plató no paran de interpelarse y discutir. Y la verdad es que fue lo mejor de la noche. La actitud beligerante de ambas es tan surrealista y las joyas que se dedican, tan elegantes, que incluso me gustan ambas. No me posiciono por ninguna, las dos me encantan. Y en el fondo crep que tienen más en común de lo que creen. Sinceramente, lo mejor de la edición son ellas y espero que sigan contando con ellas... porque si tenemos que esperar que surjan tramas en la isla, podemos esperar sentados.