Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Cómo '45 revoluciones' o 'El Continental' hubieran evitado titulares negativos al ser de Netflix

Los medios seguimos teniendo el deber de no comprarles el discurso publicitario a las plataformas.

'45 revoluciones' y 'El Continental'.
'45 revoluciones' y 'El Continental'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
02.06.2019 | 08:07

Esta semana, durante un desayuno informativo de la consultora GECA en el que, entre otras cuestiones, se analizó cómo las televisiones españolas son culpables del despegue de las plataformas en este país; una compañera me trasladaba su preocupación porque precisamente éstas últimas no estén facilitando datos de audiencia a los medios.

Entre otros argumentos razonaba que los medios nos habíamos convertido en meras herramientas de promoción de estos productos y estábamos dándole un tratamiento demasiado favorable respecto a las televisiones en abierto. Y no podía estar más de acuerdo ya que hace tan sólo unos meses escribía sobre la responsabilidad de los medios de no comprarles el discurso publicitario a las plataformas.

¿Quién nos dice que Las chicas del cable ha sido más vista que 45 Revoluciones?

Y es que, sin ir más lejos, sólo unas horas después de ese desayuno se despedía de Antena 3 la serie 45 revoluciones. Como no podía ser de otra manera, la ficción se llevaba decenas de titulares negativos en los medios por haberse convertido en la serie con peores datos de audiencia de la historia.

Pero, ¿y si la serie de Bambú Producciones se hubiera emitido directamente en Netflix o cualquier otra plataforma? ¿hubiera coleccionado tan malos negativos durante semanas y semanas? ¿Y si lo hubiera hecho Secretos de Estado? ¿El Continental? ¡Atención, spoiler! NO.

De hecho, sólo unos días antes se estrenaba en dicha plataforma otra serie de la misma productora, Alta Mar, con una peor crítica, que se librará sin problemas de la guillotina de los medios. Y lo mismo podíamos decir del gatillazo de Instinto, en Movistar. ¿Quién nos dice que estas series, o incluso Las chicas del cable, Arde Madrid o El pueblo, han sido más vistas que 45 revoluciones?

Sólo titulares positivos

En su lugar, Alta Mar se ganaba titulares positivos en los medios gracias a que Netflix confirmaba el reparto de la 'falsa' segunda temporada. Ya saben, el juego de crear percepción del éxito anunciando renovaciones cuando en realidad esas continuaciones ya estaban firmadas desde el principio.

De ahí que no sea extraño que las televisiones en abierto también hayan entrado en este juego y, hace ahora una semana, Mediaset España anunciaba la renovación de Señoras del (H)ampa cuando aún no se ha emitido ni siquiera su primera temporada.

Pero, ¿es ésta la solución? ¿hacen bien en luchar contra sus mismas armas? ¿hay que bloquear en un principio las ventas internacionales de las series para que se consuman en abierto como planteaba Ramón Campos en el showcase de RTVE?

Sea como fuere, lo cierto es que parece que vamos abocado a un mundo en el que el marketing le está comiendo terreno a la comunicación y los medios se están convirtiendo en el abono perfecto para ello. Es hora de pararlo. Como dijo el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso: “Estamos en un momento en el que podemos decir: esto no es un Bienvenido Mr. Marshall, sino Aquí estamos Mr. Marshall”.