Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

¿Hace falta savia nueva para la casa de ‘GH VIP 7’?

Las quinielas están llenas de famosos que ya hemos visto en ‘Supervivientes’ u otros formatos

Mike Medianoche
@mikemedianoche
21.08.2019 | 07:47

Desde hace años la sensación de déjà vu en los realities es enorme. Cada vez más vemos a la misma ristra de famosos ir de casa en casa, de isla en isla, de granja en granja si se da el caso. Gran Hermano VIP 7 está a escaso un mes de su estreno y en las quinielas vemos, una vez más, viejos conocidos.

Mila Ximénez confirmó, casi por error, que entraría en la casa de Guadalix de la Sierra, después de convertirse en finalista de Supervivientes en una edición pasada. Junto a ella podría estar, según se ha leído en diversos medios, Kiko Jiménez, ex de Gloria Camila, y también antiguo Superviviente, así como habitual de MyHyV. Otros nombres que se han barajado son Falete (TCMS, Ven a cenar conmigo, si bien se ha desmentido su participación), Rafael Amargo (Expedición Imposible), el Maestro Joao (Supervivientes), Nacho Vidal (tal como insinuaron en Socialité), Alberto Isla (Supervivientes) o la sempiterna Leticia Sabater, que ha pasado por Supervivientes, La Selva de los FamoS.O.S., Esta cocina es un infierno, Acorralados y Expedición Imposible.

¿No hace falta ya un poco de salvia nueva en la casa donde todo se ve y se oye, no estamos encajados siempre en los mismos perfiles, dando vueltas una y otra vez?

Los perfiles que mejor funcionan

Si Telecinco siempre apuesta por los mismos rostros será porque funcionan, porque saben que dejarán buenos momentos, peleas, romances, que más tarde extrapolarán sus problemas a los platós de Sálvame y derivados. Que el salseo está asegurado.

Pisan sobre seguro, pero a la vez pecan de endogámicos, ya que aquel que no esté habituado a la programación de la cadena puede no saber por qué es famoso Alberto Isla, Kiko Jiménez o el tronista de turno (que este año podría ser Santana).

Y es que eso es otra. A Gran Hermano VIP cada vez se le cae más la etiqueta de VIP, de Very Important Person, y nos meten a cualquiera que pueda tener una mínima percha de popularidad, que no de relevancia.

¿Se le cae el ‘VIP’ a ‘GH VIP’?

A falta de conocer la lista final de nombres, lo que parece claro es que a Gran Hermano VIP le falta gente VIP. En sus primeras ediciones sí que metió a personas famosas en aquellos momentos o en el pasado como King África, Coyote Dax, Rody Aragón, Fabio Testi, Marlene Morreau, el cantautor Tontxu… Sin olvidar que en Antena 3, en La Selva de los FamoS.O.S., se apostaba por Charo Reina, Máximo Valverde, Miguel Temprano, Janette Rodríguez, Elsa Anka, Alejandra Grepi o Nacho Sierra.

Por supuesto, también había algunos famosos que tenían popularidad por haber sido hijos, hermanos o exparejas de otras celebridades, pero nunca se buscaba el lado morboso. Carlos Orellana no entró a Guadalix para hablar de Rosario Flores, por ejemplo, ni Lalo Maradona nos vendió las hazañas de su hermano Diego Armando. Sobre esa hornada de potenciales nuevos famosos, conocidos por ser familiares de otros, suena el nombre de Patricia Rodríguez, a la que podremos ver como concursante VIP en calidad de hermana de la pareja de Cristiano Ronaldo.

Una oportunidad televisiva

Si Telecinco fuese un poco más valiente, apostaría por meter a celebridades VIP de verdad en la casa, actrices con carrera, presentadores, cómicos, como lo han sido en las últimas ediciones Ángel Garó, Irma Soriano o Emma Ozores. Tres profesionales que en los últimos años no salían tanto por la pequeña pantalla, y que aprovecharon el reality para volver a colarse en nuestros hogares, entendiendo que aquello era un concurso, y también un trabajo en cierto modo teñido de show.

La Soriano recordó cómo algunos compañeros le dijeron que no entrase a concursar, y ella respondía que si no la llaman de otras cadenas para otros formatos no tenía razón para decir que no. “¿Me han llamado de aquí del Sur? ¿Y cuando hablé con Televisión Española, que tenía una llamada al director de contenido, me han devuelto la llamada? ¡Vamos a dejarnos de tonterías! Eso es un trabajo, que es muy difícil, ¡hombre, que me lo digan a mí!” explicaba Irma. Una actitud con mucha más entereza y visión de lo que es la televisión de la que tuvo, por ejemplo, Rocío Madrid, que confesó a los compañeros de Fórmula TV que lo pasaba muy mal cuando le proponían entrar en un concurso de telerrealidad. “Daba las gracias pero lloraba amargamente. ¿Por qué pensaban en mí solo para eso?”, explicaba.