Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘OT’, los bloqueos y la dificultad de gestionar las redes en un programa de éxito

El talent ha decidido bloquear a los usuarios que falten el respeto a los concursantes

Mike Medianoche
@mikemedianoche
07.10.2018 | 13:50

Operación Triunfo no es un talent al uso que se consuma una noche por semana y te olvides hasta siete días después. El programa de Gestmusic despliga ante el espectador un gran abanico de canales para disfrutar de todo lo que pasa en la academia a través de YouTube y de las cuentas de Instagram de los concursantes.

Al estar expuestos al público de tal manera, muchas son las personas que se dedican a atacar a tal o cual cantante con insultos y agravios de lo más variopinto, algo que ha llevado a la organización a tomar una decisión drástica: bloquear de las cuentas oficiales a cualquier persona que se salte la premisa del respeto y la educación.

El pasado viernes por la tarde, el Instagram del programa anunció bajo la etiqueta #OTNoEsOdio que "Ante el aumento de comentarios ofensivos y de incitación al odio contra algunos concursantes, la dirección del programa ha decidido revisar y bloquear a sus autores de todas las cuentas oficiales de OT".

Ver esta publicación en Instagram

#OTNoEsOdio

Una publicación compartida de OT 2018 (@operaciontriunfo) el

¿Están alimentando el troll?

Sin duda, una decisión difícil pero meditada, que invita a reflexionar sobre cuán difícil es gestionar las redes sociales de un programa de televisión. Al bloquear a los usuarios para proteger a los triunfitos, ¿no están alimentando al troll, dándole así más valor de la cuenta a las palabras de tres aburridas, que cantaba Alaska en ‘Criticar por Criticar’?

Llevar la cuenta o las cuentas de un programa de éxito no lo puede hacer cualquiera, necesita un profesional que se adelante a lo que pueda pasar, sobre todo, en asuntos de crisis. No vale un “sobrinity mánager” que ponga tres tuits al día y comparta un par de vídeos. 

Hace falta uno o varios profesionales que sepan qué hacer en momentos díficiles, como el que vivió Gran Hermano el año pasado, cuando expulsó a José María por presuntamente haber abusado de Carlota.

En casos como Operación Triunfo o Gran Hermano es esencial crear una comunidad, gente que espere tu contenido, que quiera interactuar con él. Que ayude a que el nombre del programa llegue a ser trending topic día sí, día también.

Crear tu propio lenguaje en redes

Es esencial, por supuesto, que cada programa tenga su propio lenguaje, su propia personalidad. Sálvame es único proponiendo hashtags para comentar sus entrevistas o temas, (y algunos son genialidades en su máxima potencia, para llorar de la risa). Así, si un usuario quiere comentar la entrevista a Carlos Lozano usará una etiqueta, y si quiere hacerlo sobre María Jesús Ruiz otra, y no mezclándose el contenido de una y otra bajo un único lema.

Y MasterChef (y Maestros de la Costura) emplean con maestría el humor, creando memes de la gala a medida que avanzan, buscando la risa del tuitero. 

Por su parte, Tu cara me suena sabe mantener vivas muy bien las redes durante todo el año, sin importar si el programa se emite o no. Recuerdan viejas actuaciones, habla de los nuevos proyectos de concursantes del pasado, publican pequeñas entrevistas exclusivas, se hacen eco de lo que sucede en las redes sociales... Ofrecen la sensación de que desde la primera a la última edición todos son una familia, y muestran qué bien les va una vez dejaron de pasar por el clonador.

¿Dejo de seguir en Twitter un programa que se cancela?

Para que un programa tenga éxito en audiencia social (el impacto que tiene en redes) es esencial hacer las cosas con mimo y talante. Y que no suceda, por ejemplo, como con Amigas y conocidas, el magacín de La 1 que fue cancelado el pasado agosto, pero que tenía inactiva la cuenta de Twitter desde 2016. Nadie se preocupaba por generar contenido en redes de este formato, no había interés en que todo lo que pasaba en el plató fuese más allá. Que te pudieses enterar a través de tu timeline, pese a no estar viendo el pograma en ese momento.

Y ahora que Amigas y conocidas ha sido cancelado, ¿habría que dejar de seguir la cuenta? No tiene por qué, y es que muchas productoras reciclan las redes sociales de un programa difunto para lanzar uno nuevo. Un ejemplo lo tenemos en el ya desaparecido Mad in Spain de Telecinco, un programa que se estrenó en 2017, pero cuya cuenta de Twitter nació en 2014. Y es que antes, con otro nombre, la misma cuenta sirvió para promocionar Un tiempo nuevo, programa al igual que Mad in Spain centrado en debates y actualidad. Y quién dice que en el próximo formato de estas caracteristicas de Telecinco rescata esa cuenta, y parte así con una base de más de 16.000 followers en un abrir y cerrar de ojos.