Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Lo mucho que Netflix se alimenta de Atresmedia para echar raíces en España

La compañía cierra un nuevo acuerdo con Atresmedia para ser la primera con opción de compra.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
17.07.2018 | 09:15

Netflix llegó a España en octubre de 2015. Por aquel entonces se hablaba todavía sobre si estas plataformas tendrían futuro en nuestro país, poco acostumbrados a pagar por ver series de televisión. Y es que el catálogo de Netflix en aquel momento era muy pobre. Al fin y al cabo, sus series de más éxito ya habían alcanzado algún acuerdo irrompible con Movistar para verse en España. Llegaban con Sense8 como máximo exponente de calidad, lo que dejaba serias dudas sobre su futuro.

Pocos pudieron prever que Netflix fuese un generación de ficción tan potente como para tener el catálogo que tienen ahora mismo a nivel mundial. La internacionalización de estas plataformas ha cambiado el mercado audiovisual en nuestro país, pues ha ofrecido un servicio a los espectadores antes desconocido. Ahora se puede ver todo cuándo quiera y dónde quieras. Pero, y lo más importante, las series extranjeras llegan al mismo tiempo a todo el mundo.

Pero Netflix no sólo tenía que triunfar en España, sino en todo el mundo, para que el proyecto funcionase. Y es ahí donde ha entrado Atresmedia, que ha ayudado mucho a que Netflix haya conseguido un gran catálogo de series de éxito sin apenas esfuerzo. 

Ya en febrero de 2017, cuando Netflix llevaba apenas un año y medio en nuestro país, hablábamos de cómo la plataforma había echado el ojo más de una vez a Atresmedia para posicionarse en el mercado internacional. Este movimiento se completa con el anuncio que ambas compañías han hecho este lunes. A partir de ahora, Netflix tendría prioridad de compra de todas las series de televisión de Atresmedia.

Netflix no quiere que se le escape por el camino nada que haya sido creado bajo el sello Series Atresmedia

Parece un acuerdo simple. Sin embargo, es una señal de que Netflix no quiere que se le escape por el camino nada que haya sido creado bajo el sello Series Atresmedia. Es lo que estaba sucediendo hasta ahora, pero ahora está firmado en un contrato. Desde Netflix saben muy bien que estas series funcionan muy bien en su mercado extranjero y no quieren que uno de sus principales clientes se le vaya de las manos.

Y es que el catálogo de Netflix cada vez se parece más al de Atresmedia. Más allá de los clásicos Gran Hotel, Velvet o El internado, Netflix meterá en su catálogo internacional próximamente las series Fariña y La catedral del mar. Pero, más allá de las simples compras, a Netflix le ha interesado mucho hacer series de televisión a partir de ideas de Atresmedia.

Su último estreno ha sido la segunda temporada de Paquita Salas, una producción de la plataforma de Atresmedia, Flooxer. También se ha anunciado la compra de La casa de papel para la producción de una tercera temporada. Además, continuarán con la saga El Caso Asunta (que también se ve en Netflix) con El crimen de Alcàsser. Su primera producción fue Las chicas del cable, un Velvet personalizado, y su segunda ficción será Élite, con muchas de las caras de La casa de papel.

Parece que los proyectos de Netflix se parecen mucho a los de Atresmedia en muy poco tiempo. Por si esto fuera poco, en Netflix acaban de firmar un acuerdo de exclusividad con el creador Álex Pina, el cerebro de La casa de papel. Un creador al que Atresmedia le dio su primera oportunidad en solitario tras su salida de Globomedia. Las comparaciones entre Netflix y Atresmedia son infinitas. 

Todo comenzó con ‘El tiempo entre costuras’

Aunque costó que se estrenara la serie, en Atresmedia sabían que El tiempo entre costuras era un proyecto que marcaría un antes y un después en la compañía si todo salía bien. Y funcionó. La serie fue un éxito en nuestro país, pero lo más importante es que con este proyecto arrancó la expansión internacional de la marca Atresmedia por la que tanto habrían luchado.

El salto de calidad de la serie le proporcionó a la propia compañía su propio paracaídas. Poco a poco, la marca Atresmedia se fue conociendo en los mercados internacionales y las series se empezaban a vender mucho más fácilmente. Nacería en ese momento la marca Series Atresmedia, una forma de reconocer fácilmente a los creadores cuando se vendiera de forma internacional.

La puntilla de este crecimiento la pondrían las producciones Gran Hotel y Velvet. Su gran funcionamiento en otros mercados hizo que Atresmedia se volviese un importante creador en otros mercados. Llegó a tantos acuerdos en muchos países que a Netflix le ha sido imposible no fijarse en su estrategia de creación para alcanzar muchos destinos. 

Como colofón a esta infraestructura, Atresmedia anunciaba hace una semana que a partir de ahora sus series de televisión tendrán una duración de 50 minutos. Aunque puede parecer una noticia importante para el sector español, en realidad se trata de una adaptación al mercado internacional que no quiere series tan largas. Y es que en la compañía de San Sebastián de los Reyes ya piensan más en el allí que en el aquí.