Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Netflix, acusada de desviar sus beneficios a paraísos fiscales

La investigación de Tax Watch UK desvela, además, que la compañía recibió desgravaciones millonarias del Gobierno británico

Imagen promocional de la plataforma de 'streaming' estadounidense
Imagen promocional de la plataforma de 'streaming' estadounidense
Redacción
@Bluper
16.01.2020 | 15:38
Según desvela The Guardian, la organización británica Tax Watch UK acusa a Netflix de desviar entre 294 y 386 millones de euros en beneficios obtenidos fuera de Estados Unidos en 2018, incluido Reino Unido, a jurisdicciones de bajos impuestos como Países Bajos. Tal y como desvelan en el rotativo, pese a  tener más de 10 millones de suscriptores que pagan más 1.000 millones de euros en tarifas de suscripción cada año en el Reino Unido, Netflix UK recibió un reembolso de 66.417 euros.

La plataforma de streaming habría reclamado una reclamación por desgravación fiscal de más de un millón de euros

Según la renta presentada por la plataforma de streaming en Inglaterra, esta declaró solo ingresos por un valor de 48 millones de euros porque gran parte del dinero de las suscripciones se canalizan a través de su sede europea en Amsterdan. El diario subraya, además, la reclamación de desgravación fiscal de más de un millón de euros realizada por la compañía como parte de los incentivos al Gobierno británico. 
Asimismo, la empresa audiovisual, que cuenta con más de 200 empleados solo en Reino Unido, gastó más de 447 millones de euros en los más de 50 proyectos de ficción y cine que se produjeron en el país durante 2019.

El laborista John McDonnell: Esta investigación muestra que Netflix está estafando nuestros servicios públicos al canalizar las ganancias a través de paraísos fiscales

"Esta investigación muestra que Netflix está estafando nuestros servicios públicos al canalizar las ganancias a través de paraísos fiscales, aunque parece tener empleados, propiedades y una importante base de clientes en el Reino Unido", dijo el diputado laborista John McDonnell, que exigió al ejecutivo de Boris Johnson ir más allá de su “débil impuesto a los servicios digitales” y apoyar la propuesta de su partido para la tributación unitaria de las multinacionales. 

La respuesta de la empresa estadounidense llegó a través de un portavoz, que garantizó el cumplimiento con los impuestos requeridos en los países donde opera la plataforma.

Hay que recordar en este punto, el esfuerzo desde Bruselas porque estas grandes compañías paguen más impuestos en territorio europeo. Amazon, que reveló haber recibido 241 millones de euros en créditos fiscales en el ejercicio de 2018, está bajo la vigilancia de las autoridades por haber abonado solo 55 millones de euros en impuestos sobre unos ingresos de 24.900 millones en el ejercicio de 2017.