Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La Navidad en la que murió Marcial en ‘Médico de Familia’

Y 'Farmacia de Guardia' no acabó con otra tragedia por muy poco

Mike Medianoche
@mikemedianoche
23.12.2017 | 14:00

En Navidad, las series de televisión suelen, por norma general, ofrecernos almibarados y divertidos episodios en los que vemos a las familias reencontrarse para cenar, niños cantando villancicos y visitas sorprendentes de Papá Noel o los Reyes Magos a los hogares. Pero si hubo una serie que hizo que el turrón se nos atragantase fue Médico de familia, la popular ficción que Telecinco emitió en los años 90 y que protagonizaron Emilio Aragón y Lydia Bosch.

Ocurrió en 1999, cuando la serie estaba a punto de acabar. Y en su penúltimo episodio, emitido el 14 de diciembre, con todo decorado de árboles y espumillón en la casa del doctor Nacho Martín, cuando nos brindaron una de las muertes más traumáticas (y un tanto innecesarias) de la televisión.

En Médico de familia uno de los personajes secundarios más carismáticos era Marcial, interpretado por Jorge Roelas. Un chapuzas que consiguió un puesto de trabajo en el centro de salud Ballesol, y cuyas andanzas sentimentales seguimos muy de cerca, ganándose el cariño de todos los espectadores que seguían la serie semana a semana.

Pero en el episodio titulado Adiós muchachos, Marcial sufría un accidente de coche en el que Telecinco se recreó de lo lindo. Y es que toda la trama giró sobre el accidente, en el que Marcial estaba atrapado dentro de un coche, con la cabeza sobre el volante, y dado que el vehículo lo había dejado completamente atrapado no había forma de sacarlo con vida.Todos recordamos a su alterado compañero Ernesto, interpretado por el actor con síndrome de Down Luis Miguel Astorga llamándole en vano. 

Aquel episodio navideño de la temporada 9 se tornó un auténtico funeral, con todos los personajes acercándose al lugar de los hechos a darle su último adiós. Allí no hubo el clásico milagro navideño que dejase el incidente en un mero susto. Marcial murió, y tuvo con el pañuelo al 44% de la audiencia, que entonces se tradujo en casi ocho millones de espectadores.

El actor Jorge Roelas supo sacar partido de este argumento. En 2016, Roelas protagonizó un divertido cortometraje, en el que se interpretaba a sí mismo y en la que dos productores le proponían recuperar el personaje de Marcial. ¿El objetivo? Hacer un spin-off de la serie en el que Marcial fuese un zombie.

Otras Navidades trágicas en Médico de familia

Conste que la Navidad en Médico de familia nunca fue tranquila y apacible. Ya en una de sus primeras temporadas vimos cómo la niña Anita (Marieta Bielsa) era atropellada en la puerta de su casa por un vehículo en el que viajaba Montserrat Caballé y su hija Montserrat Martí, invitadas del capítulo. Entonces sí sucedió el clásico milagro navideño y la niña salió ilesa. Y no solo eso: las dos divas acabaron cantando una reunión de antiguos ferroviarios en la que estaba de organizador el señor Manolo (Pedro Peña).

El final de ‘Farmacia de Guardia’

La otra serie española más emblemática de los 90, Farmacia de Guardia, también dijo adiós una Navidad, la del año 1995. En su último episodio precisamente se realizaba un crossover con Médico de familia, pese a que pertenecían a cadenas distintas. Así, Nacho (Emilio Aragón) visitaba la botica de Lourdes Cano (Concha Cuetos), y ella aprovechaba la venta de medicamentos para preguntar por la familia del doctor, mencionando los nombres. Un guiño que después le devolvería Médico de familia, hablando de que habían ido a comprar a la farmacia que siempre está de guardia.

Lo que pocos recuerdan es que Farmacia de Guardia también pudo acabar con una gran tragedia. Antonio Mercero estuvo trabajando en tres finales posibles para la serie: el que finalmente vimos en el que Lourdes y Adolfo (Carlos Larrañaga) están a punto de casarse de nuevo pero deciden seguir siendo amigos, otro en el que Adolfo se casaba con otra mujer, y un tercero que habría cerrado la farmacia por defunción.

Y es que el director de la serie tanteó la posibilidad de matar a Lourdes como víctima de un cáncer. La idea original fue grabar los tres finales para sorprender a la audiencia, pero tras finalizar la grabación del que se emitió Mercero decidió que no era necesario más. Y menos mal, porque los 11.527.000 de espectadores que siguieron el desenlace de esta comedia (que logró un 62,8% de share) no habrían podido superar que nos hubiese matado a Lourdes, igual que antaño nos mató a Chanquete.