Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Muere el músico Little Richard a los 87 años

En televisión lo vimos en ‘Los vigilantes de la playa’ y ‘Los Simpson’ entre otros

Redacción
@Bluper
10.05.2020 | 08:54

El legendario músico Little Richard, que se proclamó así mismo el "arquitecto" del rock and roll y encarnó el lado más salvaje e impredecible de ese género, ha muerto este sábado a los 87 años en Nashville, Estados Unidos.

Richard, cuyo verdadero nombre era Richard Penniman, nació en Macon, Georgia, en diciembre de 1932. Había tenido problemas de salud durante varios años, sufría problemas de cadera, un derrame cerebral y un ataque cardíaco. Su muerte, según confirmó su hijo Danny Penniman, fue consecuencia de un cáncer de huesos.

La carrera de Richard comenzó cuando a fines de la década de 1940, pero sus primeras grabaciones con RCA Victor obtuvieron poco éxito. Su avance se produjo cuando firmó con Specialty Records en 1955, lanzando una serie de singles salvajes y extravagantes: Tutti Frutti, Long Tall Sally, Rip It Up, The Girl Can't Help It, Lucille, Keep A-Knockin 'y Good Golly, entre otros. En concreto, Tutti Frutti, con la letra 'awopbopaloobop alopbamboom', y una serie de registros de seguimiento ayudaron a establecer el género e influyó en multitud de artistas, como The Beatles.

Conocidas eran sus canciones así como su particular aspecto y su forma de comportarse, con ojos pintados con rímel, cabellos voluminosos y gritos contagiosos. En 1958 se convirtió en un predicador, antes de regresar a la música secular en 1962. El conflicto interno por la religión le acompañó el resto de su vida.

En su legado deja más de 20 discos, así como una colección de singles y recopilatorios. Artista versátil, era cantante, compositor, pianista, e incluso actor ocasional. En cine le pudimos ver en Pasado turbulento y Un loco suelto en Hollywood, y en televisión participó en Los vigilantes de la playa, Corrupción en Miami y Padres Forzosos, entre otros. Además, prestó su voz ‘Edna Especial’ de Los Simpson, un episodio perteneciente a la decimocuarta temporada de la serie en el que de nuevo se interpretaba a sí mismo; uno de sus anillos servía para que el director Seymour Skinner le pidiese matrimonio a la señorita Krabappel.