Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Mucho lazo en TVE, pero poco cambio

TVE lleva cuatro meses esperando a que se produzca un cambio en la Corporación tras la aprobación de la ley.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
26.01.2018 | 13:24

Enciendo la televisión y el primero que aparece en Los desayunos es Alberto Garzón. No falla: lleva su lazo naranja en defensa de una TVE libre, ajena a los poderes políticos y alejada de las manipulaciones. Otra vez, un lazo más. Un lazo que se está convirtiendo más en un elemento decorativo más que en un símbolo de fuerza. Y es que todos los partidos políticos han abandonado a TVE.

Todos se quejan, pero nadie hace nada. Fue el pasado mes de septiembre cuando el Congreso de los Diputados aprobó la nueva ley de RTVE. Han pasado ya más de cuatro meses desde que se iniciara un proceso para cambiar al presidente de la Corporación y al Consejo de Administración, pero en realidad nada ha cambiado por allí.

Los informativos de TVE siguen mostrando serias deficiencias a la hora de elegir noticias de forma objetiva

José Antonio Sánchez sigue al frente de una RTVE manipulada y poco transparente. Los informativos de TVE siguen mostrando serias deficiencias a la hora de elegir noticias de forma objetiva.

Mariano Rajoy lleva más de un año en el cargo de Presidente del Gobierno en esta segunda legislatura. Durante todo este tiempo, la izquierda española se ha quejado y se ha burlado de las manipulaciones existentes en la televisión pública. Han mostrado su desacuerdo en numerosas ocasiones a través de redes sociales. Pero hacer, lo que se dice hacer, no han hecho nada. Todo ha sido fruto de aquel vulgar postureo.

Ciudadanos y Unidos Podemos han intentado hasta el último momento que la elección del presidente fuese por concurso público, pero fracasaron en su objetivo. Ha sido su quebradero de cabeza hasta el pasado 31 de diciembre, cuando expiraba el plazo de tres meses que se aprobó en la ley del pasado mes de septiembre. Mientras tanto, el tiempo sigue pasando.

Tras este intento, la búsqueda de un nuevo presidente de RTVE se suponía que sería más rápida. Sin embargo, todavía no hay nombres sobre la mesa y el debate parece que se ha parado por completo y no avanza. Los políticos se quejan constantemente, pero nadie hace nada por cambiar el modelo.

Una televisión pública que se ha quedado estancada, que no se moderniza y que necesita un cambio generacional

La necesidad bajo la que se vive en la televisión pública española es urgente. Lo saben dentro y se ve desde fuera. Con tanto retraso, José Antonio Sánchez va a cumplir cuatro años al frente de RTVE. Al frente de una televisión pública que sólo acumula titulares negativos con sus informativos. Una televisión pública que se ha quedado estancada, que no se moderniza y que necesita un cambio generacional, aprovechando el lavado de cara que un programa como Operación triunfo ha hecho de la cadena.

Pablo Iglesias ofrecía una entrevista a eldiario.es esta semana y aseguraba, a modo de mofa, que es “más importante OT que los informativos”. Será verdad. Será motivo de burla. Es un títular efectivista que funciona muy bien en redes sociales. Como el lazo. Pero TVE necesita un cambio real, nada de pantomimas ni de tuits críticos que no van a ningún sitio.