Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

La montaña rusa que es la relación entre María Teresa Campos y Mediaset

La relación entre la presentadora y el grupo vuelve a vivir un nuevo capítulo

María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez (Mediaset)
María Teresa Campos y Jorge Javier Vázquez (Mediaset)
Jorge Rabazo
@jorge__rb
17.10.2020 | 14:16

Nuevo capítulo en la siempre apasionante relación entre María Teresa Campos y Mediaset España. Tras la entrevista que la presentadora daba hace dos fines de semana en el Deluxe, tanto ella como sus hijas han vuelto a protagonizar buena parte de la escaleta de Sálvame durante estas últimas semanas.

Y es que, una vez más, se confirma que la relación entre María Teresa Campos (y por extensión, la de toda su familia) y Mediaset es una verdadera montaña rusa. Cuando las cosas parecen volver a su cauce, todo se tuerce. 

La presentadora fue, durante muchos años, uno de los rostros más cotizados del grupo mediático. Reina de las mañanas, pionera en el prototipo de magacine matinal que hoy en día siguen copiando con éxito todas las cadenas, María Teresa abandonó Telecinco en 2004 para probar suerte en Antena 3.

Años después, María Teresa Campos se arrepintió de haber fichado por Antena 3

Allí, la presentadora lanzó varios insultos al Consejero Delegado de Mediaset, Paolo Vasile, en lo que parecía ya una relación completamente rota para los restos. Fue en Cada día donde llegó el mítico "¡Gilipollas!".

“Mira, te voy a decir una cosa: ¡Cállate ya! ¡Vete ya y cállate ya! ¡Vete a tu tierra que no te quieren ni allí! ¡Vete y cállate!. Que has perdido siete puntos. Y todavía no estamos más que empezando. Nosotros estamos muy modestamente, levantando cabeza poco a poco. Me voy a poner de pie. Y esta cadena va lentamente, pero ha ganado mínimo 4 ó 5 puntos. Tú has perdido 6. ¡Gilipollas!”, decía la presentadora en su programa en Antena 3, en respuesta a las palabras de Vasile en las que aseguraba que “no ha habido ningún terremoto en la mañana porque fuimos nosotros los que la desmontamos".

Años después, la presentadora no sólo se arrepintió de estas palabras, sino de haber fichado por Antena 3. “Si no fuese por Paolo Vasile seguramente estaría en casa. Me habría hecho mayor”, dijo la presentadora bajo la mirada del italiano durante un encuentro con periodistas con motivo de la concesión del Premio Iris Toda Una Vida de la Academia de la Televisión a la malagueña en abril de 2013. “¿No me irás a llamar gilipollas otra vez?”, bromeó Vasile.

Tras su fracaso en Antena 3, la presentadora regresaba a Telecinco con El laberinto de la memoria, La mirada Crítica y, especialmente, ¡Qué tiempo tan feliz!, programa que se mantuvo en las tardes del canal durante 8 años. También, durante esas temporadas, la Campos se convertía en colaboradora de Sálvame como defensora de la audiencia.

Estos dos proyectos en la cadena llegaban a su fin en 2017, en lo que supuso un nuevo bache en la relación entre presentadora y cadena. Aunque la de Mediaset justificara la cancelación de QTTF por los datos de audiencia del programa, no era ningún secreto que durante esas últimas fechas María Teresa Campos y la cadena habían tenido algún que otro encontronazo.

La relación contractual entre María Teresa Campos y Mediaset llegó a su fin en 2019

Y es que tampoco estuvo exento de polémica el reality que la matriarca de las Campos, y sus hijas, protagonizaron entre los años 2016 y 2018. De hecho, durante la emisión del tercer capítulo, María Teresa mostró su malestar en directo porque la dirección del programa pidió a su hija que le preguntara por las imágenes de Bigote Arrocet con sus 'amigas' entrando y saliendo del apartamento de soltero que el humorista tiene en la capital.

Por ello, en 2019, la relación contractual de María Teresa Campos y Mediaset España llegaba a su fin después de estar esperando dos años que el grupo de comunicación le encargara un nuevo programa de televisión tras la cancelación de Qué tiempo tan feliz.

Se levantan los vetos

Fue entonces cuando los posibles vetos para hablar de determinados aspectos de su vida privada se levantaron y se publicaron un paquete de fotografías del novio de Campos, Edmundo Arrocet, saliendo de su “pisito de soltero” junto a una mujer. 

La 'reconciliación' llegaría sólo unos meses después cuando la matriarca de las Campos decidía sentarse en el plató de Sábado Deluxe con el objetivo de pedir tranquilidad a los compañeros de la prensa que le sacaban fotografías por la calle.

Pero, además, sólo unos días después, Carlota Corredera le abordaba por los pasillos de Mediaset España y no sólo entró a saludar a los colaboradores del programa, sino que terminó bailando por Lola Índigo.

Ahora, tras la polémica entrevista que la popular periodista daba en Sábado Deluxe, y que terminaba con un golpe muy bajo hacia Jorge Javier Vázquez, tanto ella como sus hijas han vuelto a ser blanco de las críticas de Sálvame.

El presentador aseguraba en el programa que no tiene "interés en tener ningún tipo de relación ni con ella ni con sus hijas. Después de la entrevista me siento profundamente liberado porque no es la primera vez que María Teresa Campos me ha maltratado en un plató de televisión”. María Patiño, por su parte, la tildaba de "maleducada", demostrando que la relación con el resto de rostros del canal no pasa por su mejor momento.