Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

El otro Micky que fue a Eurovisión (y al que pidieron que no ganase)

El apodado como“hombre de goma” sigue en activo a sus 75 años

Mike Medianoche
@mikemedianoche
03.02.2019 | 13:54

En los últimos años, España parece tener un revival de un espíritu de los años 70 en Eurovisión. En 2015 Edurne acudió con la canción ‘Amanecer’, cuyo título casi es idéntico al de Jaime Morey en el Festival de 1972, ‘Amanecer’. En 2018 nos representa Alfred junto a una tocaya de la vocalista de Mocedades, el grupo que nos dejó en segundo lugar en la edición de 1973. Y este 2018, el elegido para representar a Televisión Española es Miki, un catalán cuyo nombre es homófono al del representante de 1977, Micky, el de ‘Enséñame a bailar’.

El parecido entre ambos no se quedaría solo ahí: y es que el Micky primigenio también fue a Eurovisión sin esperarlo, como le ocurrió al de ‘La venda’. De hecho, estaba viendo un partido de fútbol cuando recibió una llamada que le informaba que era el elegido, sin él haber tenido mucha constancia de cómo su discográfica había presentado su tema, 'Enséñame a cantar'.

Incluso, tienen en común el haberse formado de manera exprés para el Festival. “Cuando me seleccionaron yo me organicé mi pequeña Operación Triunfo para hacerlo bien, y me puse en manos del cantante Robert Jeantal y de Sandra Nebroc la bailarina para prepararme”, dijo el artista apodado “el hombre de goma” hace unos años en un encuentro con eurofans celebrado en Málaga. Allí recordó además que lo mejor de su paso por Eurovisión era “tener 33 años y pelo”.

Así quedó ‘Enséñame a cantar’

Mientras que hay artistas que prefieren obviar su paso por Eurovisión, Micky cree que para él fue muy rentable, tanto, que aún sigue cantando aquel hit en sus conciertos. Y es que a sus 75 años sigue en activo, con un disco lanzado en 2018 llamado ‘Desmontando a Micky’ y que repasa toda su trayectoria.

En aquel lejano Festival de 1977, Micky quedó en noveno puesto con 52 puntos, aunque su victoria no hubiese sido bien recibida por Televisión Española. “A mí casi se me prohíbe ganar. Me dijeron “como estás así de loco a lo mejor vas y ganas. Por favor, no ganes, porque nos deben lo del Festival de Salomé. Como que si ganábamos nos hundimos. Y yo fui a pintar la mona ahí con ‘Enséñame a cantar’, una canción de la que sigo siendo un enamorado” recordó Micky en el citado encuentro.

Lo que Miki podría aprender de Micky

Miki representará a España en Eurovisión el próximo 16 de mayo con el tema ‘La venda’, y quiere ir con los deberes bien hechos. En la primera rueda de prensa tras su victoria admitió que “lo primero que hice fue ir a ver Alfred y me dijo empápate y disfruta, y vamos a estar en contacto todo el rato y creo que es necesario, que te digan consejos sobre cómo llevarlo”.

Y estará genial que un chico de su propia generación le guíe en el camino eurovisivo, pero igual también podría aprender de otros como su tocayo Micky, quien este verano decía en una entrevista El Mundo que “el paso por Eurovisión es demoledor" porque "despiertas el interés nacional y a partir de ahí tienes que torear la situación” y que te tornas “un superviviente”.

Porque Micky es un ejemplo de amar la música hasta las últimas, de no querer colgar nunca las botas, y de saber adaptarse. En su trayectoria ha formado parte de bandas como Micky y los Tonys, ha tenido etapas en solitario, ha formado parte de espectáculos como Mágicos 60 junto a otros compañeros… Y con 75 años, en una época en la que las ventas de discos son irrisorias, ha tenido el valor de editar un trabajo, echándole arrojo. ¡Ojalá el Miki de 2018 llegue, al igual que su tocayo, a aguantar más de medio siglo sobre los escenarios! Y sin hacer el vacío a su paso de por el Festival, porque él no es “de esos que reniegan de Eurovisión. Me declaro eurovisivo, y por supuesto, eurofan”.