Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Mediaset paga ahora caro sus desaires a la televisión digital

El grupo no lanzó su primera aplicación para televisores inteligentes hasta 2015, seis años después que sus rivales.

Mitele.
Mitele.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
19.08.2019 | 07:58

Timo, estafa, mentirosos. Estos son algunos de los adjetivos que este pasado fin de semana recibía Mediaset España en redes sociales por culpa del nefasto servicio ofrecido por Mitele Plus, su plataforma de pago, durante la primera jornada de LaLiga. 

Entre las quejas más repetidas se encontraban los cortes continuos en la retransmisión, la desaparición de algunos canales de la LaLiga, la imposibilidad de ver los encuentros a través de televisores inteligentes o la dejadez de la empresa en contestar a sus reclamaciones.

Mitele no cuenta con compatibilidad con Chromecast y FireStick

De hecho, desde Mediaset España ha habido un mutismo total en redes sociales y, a día de hoy, ni existe ninguna comunicación por parte del grupo a modo informativo o excusatorio. 

El mal funcionamiento de la plataforma, sin embargo, no ha sido ninguna sorpresa para aquellos que ya conocían de antemano los constantes problemas que suele tener Mitele, calificada por los usuarios como una de las peores plataformas de streaming de nuestro país.

Sin ir más lejos, al contrario que otras OTT como Netflix, HBO o Atresplayer, Mitele no cuenta con control del directo, descarga offline de Contenidos, visionado de Últimos 7 Días, reproducción automática subtítulos e idioma original o compatabilidad con Chromecast y FireStick.

Y todo ello por la absoluta desidia hacia la televisión digital mostrada por el grupo en los últimos años. De hecho, Mediaset España no inauguró su primera aplicación para televisores inteligentes hasta 2015 cuando RTVE o Atresmedia ya llevaban seis años con aplicaciones para Smart TV e incluso videoconsolas.

Antes de invertir en una actividad hay que ver si está consolidada y hay masa crítica. Con la tecnología es importante esperar porque si te das demasiada prisa lo que sucede es que luego, cuando la cosa empieza a funcionar, tienes que volver a empezar desde cero”, decían desde Mediaset España hace ahora tres años.

La falta de inversión

Ahora, sin embargo, parece que esa falta de inversión se le ha vuelto en su contra a juzgar por el resultado de Mitele Plus durante el pasado fin de semana, lo que puede poner en peligro su inversión en fútbol. 

Según publicaba El Economista a primeros de mes, la letra pequeña del contrato firmado por Mediaset con Telefónica, la propietaria de los derechos del fútbol, compromete a la empresa dirigida por Paolo Vasile a realizar un pago mínimo de 20 millones de euros por temporada si no pasa de los 91.000 abonados.

Es decir, teniendo en cuenta que LaLiga dura nueve meses, Mediaset necesitaría unos 65.000 usuarios al mes desde ya para poder rentabilizar esta abultada inversión en derechos deportivos. 

Una vez superado el mínimo inicial de clientes (91.000), Mediaset tendría que pagar una cantidad fija por cada abonado o cuota que consiga para cubrir el coste fijo unitario de adquisición, que en LaLiga es de 16 euros y en la Champions de 12 euros por cuota.