Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Y 'Masterchef' demostró que los realities de anónimos están muy vivos

'La isla de las tentaciones' y 'Masterchef' han puesto de manifiesto que los programas con anónimos siguen teniendo tirón entre la audiencia

Casting de 'Masterchef 8' (rtve.es)
Casting de 'Masterchef 8' (rtve.es)
Jorge Rabazo
@jorge__rb
07.07.2020 | 12:30

"Hemos detectado cierta fatiga en los realities de anónimos", decía el director de contenidos de Mediaset España, Manuel Villanueva, durante la presentación de la quinta edición de GH VIP. Sin embargo, 2020 ha terminando demostrando que esto no era del todo cierto. 

En enero, un formato grabado y con anónimos, la antítesis total de lo que son los realities de Mediaset hoy en día, arrasó. La isla de las tentaciones se convirtió en un fenómeno social, y en un grandísimo éxito de audiencia tanto para Telecinco como para Cuatro. Un éxito transversal que comenzaba a poner de manifiesto que los espectadores no estaban aún cansados de los programas con anónimos.

La octava edición de Masterchef ha terminado por confirmarlo. Aunque en la teoría se trata de un talent show, en la práctica el programa de La 1, sobre todo durante esta última edición, ha adoptado elementos del reality show.

El viraje hacia el reality show ha funcionado con creces

Más detalles que nunca sobre la convivencia de los concursantes, relaciones amorosas, concursantes muy polémicos, y broncas más propias de Gran Hermano. Aunque para algunos espectadores se haya desvirtuado así la naturaleza del programa, lo cierto es que los datos demuestran que este viraje hacia el reality ha funcionado. Y con creces.

Masterchef se despedía anoche anotando su final más vista de los últimos tres años y, lo que es más sorprendente aún, superando la barrera del 30% de cuota de pantalla, algo que no ocurría desde 2013, con el final de la primera edición. Sus 13 entregas promedian 2.910.000 espectadores y un 22,8%, récord en cuota de todas las ediciones.

'Masterchef' arrasa en diferido 

Pero no sólo en el lineal ha sido una edición de éxito para MasterChef. Tal y como analizamos en este diario, TVE conseguía meter 24 de las 25 emisiones más vistas de la temporada en el top de diferido. Entre ellas, todas las galas del talent, que ocupa los 8 primeros puestos del ranking.

Sumando los espectadores en diferido a los datos cosechados en su emisión en abierto, el programa de cocina supera incluso a muchas galas de un titán como Supervivientes. La gala emitida el 8 de junio, que alcanzó una audiencia de 2.937.000 espectadores en abierto, crece hasta los 3.753.000 con el dato en diferido.

Estos datos demuestran que los programas con anónimos aún tienen mucho que decir en televisión

En total, teniendo en cuenta los 9 programas del talent que aparecen en este top, la media de la edición subiría hasta los 3.659.000 espectadores. La última edición del reality de aventuras de Telecinco obtuvo una media de 3.469.000 espectadores. 

Queda por tanto demostrado que los realities de anónimos tienen aún mucho que decir en televisión y sería absurdo cerrarse a ellos por el éxito de los programas con famosos. Siempre y cuando el programa esté bien producido, y tenga un buen casting, puede ser un éxito, tal y como estos dos programas han terminado demostrando.