Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Por qué María Jesús Ruiz no debería ir a ‘GH Dúo’ (ni salir más en televisión)

La Miss España juega con el tema de la violencia machista con tal de seguir en televisión

Mike Medianoche
@mikemedianoche
23.12.2018 | 13:55

Este jueves terminaba la presente edición de Gran Hermano VIP, y Suso Álvarez se convertía en el segundo finalista del programa, por detrás de la ganadora Míriam Saavedra. Antes de que se conociese quien ganaba, Jorge Javier Vázquez tuvo una charla con el joven catalán, pues dentro de la casa ha tenido numerosas actitudes machistas.

Jorge comentó cómo debido a su comportamiento y sus comentarios se le pidió la expulsión disciplinaria, pero que él cree en “el valor de la educación y en que la gente pueda mejorar y salir de sitios en los que está metido y que no son buenos, por las razones que sean”.

Así, le recomendó “menos bolos y más estudiar”, y le dio un consejo: que lo que antes se aceptaba, cuando él estaba concursando, “ahora la sociedad ya no lo tolera” y le dijo que “o cambias o ya no vas a tener sitio en la televisión de hoy. Confío en que vas a cambiar y en que te vas a poner las pilas”.

María Jesús, en negociaciones para ‘GH Dúo’

Lo que dijo Jorge Javier Vázquez suena idílico, pero no lo es. Porque Telecinco ha dado cancha y mucha a personas que no tienen actitudes en absoluto ejemplares, y según parece, seguirá dándola.

Una muestra de ello es la modelo María Jesús Ruiz, que desde hace unos meses es colaboradora de Sálvame en su edición diaria, y que podría entrar como concursante a Gran Hermano Dúo.

Semanas atrás María Jesús fue pillada en Lisboa con su ex José María Gil Silgado, y en principio admitió que se habían reunido por motivos profesionales. Al final, María Jesús acabó confesando en Sálvame que su intención era “camelarse” al padre de su hija mayor para que “se sintiera cómodo, siempre quiere volver y como está tan obsesionado conmigo, lo intenté utilizar”.

¿El objetivo? Concursar con él en Gran Hermano Dúo, el nuevo reality por parejas que Telecinco estrenará en enero, y que ya ha confirmado a Kiko Rivera y su mujer Jéssica Bueno como primeros participantes.

El día que dijo haberse inventado malos tratos

El caso es especialmente grave debido a que María Jesús Ruiz ha dicho y desdicho en varias ocasiones que José María Gil Silgado la maltrató. Sin embargo, hace un año, en diciembre de 2017, María Jesús cambió su testimonio.

“¿Te lo inventaste, él en algún momento fuiste capaz de inventártelo públicamente para hacerle daño” le preguntó entonces María Patiño, que ejercía de presentadora. “Sí, fui muy mala. Súper mala. Es duro y horrible. Engañé a la gente. Es una acusación terrible, José María es testarudo, es borrico, pero te puedo decir que es el único hombre que me ha hecho feliz”, afirmaba la modelo.

“Cuando dices que mientes tengo que entender que esas lágrimas de susto, de dolor, incluso de miedo también eran unas lágrimas fingidas cuando decías que habías temido incluso por tu vida, y narrabas episodios delicados al lado de José María. ¿Esas lágrimas también eran fingidas?” quiso saber también Gema López. “Sí”, afirmaba María Jesús Ruiz.

En esa misma entrevista explicó que José María sí la amenazó de muerte en unas cartas y que por ello pidió una orden de alejamiento, y que podría traer como consecuencia que Gil Silgado sea condenado a más de 20 meses de prisión. Unas misivas que ya no existen porque “su naturaleza fue romperlas”.

El día que volvió a hablar de malos tratos

En junio de 2018, tras relanzar su popularidad al pasar por Supervivientes, Ruiz dio una entrevista a la revista Lecturas. “He sufrido malos tratos, insultos y amenazas” rezaba el titular, y en su interior explicaba que Gil Silgado había sido condenado a nueve meses de cárcel, una orden de alejamiento y 3.000 euros de multa por recibir malos tratos de él, esos que antes dijo que habían sido inventados.

Tras una denuncia inicial, María Jesús tuvo una hija con Julio Ruz, su última pareja, y más tarde volvió con Gil Silgado, quien ya le había maltratado anteriormente, según ella. Al mes y medio, lo dejo y volvió con Julio.

Pese a que retiró la demanda, la la fiscalía siguió investigando el caso de oficio por las evidencias ya presentadas. “En unas cartas y unos audios que presenté se veían las amenazas” explicaba entonces la maniquí, que comentaba detalles como que “me decía que me iba a rajar la cara”.

Ahora quiere concursar con él

Esa peligrosa espiral de acusar, decir que era todo mentira, y volver a acusar de malos tratos a Gil Silgado hacen más peligroso aún dado que ahora María Jesús juega a “camelárselo” para entrar en un concurso televisivo.

El dejarse la piel por seguir en el candelero no le hace bien. Ni a María Jesús, ni a su familia (con la que no se habla, según dice), ni a las mujeres que sufren violencia machista, ni al espectador en general. Vale que haya quien se invente cosas por salir en televisión. Pero una cosa es decir que eras amante de Al Pacino y que tienes 698 años, como Aramís Fuster, y otra cosa es lo de esta chica.

Jorge Javier le decía a Suso Álvarez que si no cambiaba no habría sitio para él en la televisión. María Jesús no ha cambiado, sigue utilizando un problema como la violencia machista para salir en los medios cambiando la versión según corresponde, y es capaz de querer seducir al que legalmente fue su maltratador para firmar un contrato con televisión.

¿Debería haber sitio para ella en la pequeña pantalla? La respuesta, citando de nuevo a Jorge Javier, es que haga menos bolos y que logre salir de sitios en los que está metido y que no son buenos, por las razones que sean, como decía Jorge Javier.