Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Ser jurado de Eurovisión y odiar el Festival a la vez: un clásico

Roi recibió muchas críticas por decir esta semana que no le gusta el certamen, pero su caso no está aislado

Miki Núñez y Roi Méndez en una imagen de Instagram
Miki Núñez y Roi Méndez en una imagen de Instagram
Mike Medianoche
@mikemedianoche
26.05.2019 | 12:17

Año 2018. Televisión Española elige a los miembros del jurado que evaluarán las diferentes actuaciones del Festival de Eurovisión. Los puntos que otorguen se convertirán en la mitad del valor de cada una de las actuaciones. ¿Los elegidos? Roi y Míriam de Operación Triunfo, el locutor Rafa Cano, la compositora y cantante Brisa Fenoy, y la cantante Conchita.

Año 2019. Roi Méndez en una entrevista radiofónica admite que Eurovisión no le gusta lo más mínimo. “Ya lo he dicho, no me gusta, tengo algo dentro... ¡odio Eurovisión!” apuntaba, con su habitual toque de humor.

Unas palabras que hicieron que fuese muy criticado en redes sociales, en parte, por haber formado de ese concurso en calidad de juez. En su defensa, dijo que “para ser jurado de Eurovisión no hay que amar Eurovisión, hace falta amar la música y tener un poco de criterio”. Además, añadía que aquella propuesta le apeteció porque “es algo muy gordo, porque estaba Amaia y Alfred, y me hacía ilusión y me gusta la música”.

Lo de Roi no es una excepción. Muchos han sido los profesionales de la música y del entretenimiento que han estado vinculados a Eurovisión de alguna manera y han despotricado del Festival, antes, durante o después de su celebración.

Mónica Naranjo: de pedir que nadie se presente a Eurovisión a pedir el voto por Agoney

Por ejemplo, podemos recordar cómo Mónica Naranjo fue entrevistada por este portal y se habló de cómo hay una plataforma que siempre reclama su presencia en Eurovisión. “Se van a quedar sentados esperando. Es la mentira más grande que existe dentro del mundo de la música” decía la Pantera de Figueres. Su explicación era la mala posición que había obtenido Edurne entonces, la cual calificó de “vergonzosa”.

“Fue una interpretación perfecta con una ejecución perfecta y relegada a ese puesto. ¿Qué es esto? ¿Qué vergüenza es esta? Como compañera me sentí indignada y como espectador me sentí engañada. Lo siento, pero no. ¿Qué mierda es esto?”.

No obstante, ella misma había sido jurado en la elección del tema 'Dancing in the rain' para representar a España, y según cuenta accedió porque “quería ver cómo iba eso. Pero ves a Ruth Lorenzo que hace una ejecución tan buena y ves que quedan relegadas a esos puestos… No es que tire para casa, es que es la pura realidad. No se merecían esos puestos. Es más, pido que ningún compañero se presente a Eurovision”.

No obstante, donde dijo digo, dijo Diego, y cuando formó parte del jurado de Operación Triunfo 2017 animaba al público para que eligiese a Agoney como representante de España, pues el joven canario, al que conocía desde pequeño, tenía mucha ilusión de ir al Festival.

Sole Giménez pensaba que a Eurovisión le falta “originalidad y sorpresa”

Sole Giménez, David Feito, Ricky Merino, Raúl Gómez, y Elena Gómez formaron el jurado de Eurovisión de este año 2019. Sole Giménez en concreto ya había estado vinculada en otras ocasiones al Festival, y por ejemplo, formó parte del jurado que decidió que ‘Quédate conmigo’ era la canción con la que Pastora Soler debía acudir al Festival.

No obstante, a veces suelta pildorazos en los que carga contra el Festival de alguna manera u otra, y en la que demuestra que, realmente, no tiene conocimientos sobre el mismo. Por ejemplo, hace unos años afirmaba que “a las canciones de Eurovisión les falta un punto de originalidad y sorpresa” y que “suena todo demasiado igual” y que ella, como Mónica, no se ve yendo como participante porque en su caso ella hace “música menos populares”.

El jurado que criticó que Eurovisión era “hortera y desfasado”

En los últimos años el jurado de Eurovisión debe estar formado por profesionales de la industria musical. Pero hasta los 90, el jurado estaba compuesto también por actores, escritores, estudiantes, floristas, toreros o médicos.

A veces, ese mismo jurado realizaba críticas al Festival en las conexiones anteriores y posteriores al mismo. “Antes con este Festival las calles se quedaban sin coches, desiertas, hace muchos años, porque tenía una gran audiencia y una gran importancia. Era más visceral todo, no era tan hortera como ahora, que lo encuentro todo desfasado”, afirmó Loles León en 1991 durante el debate previo al Festival, tirando piedras sobre el propio espectáculo que tenía que valorar.

Unas declaraciones similares a las que dejó Bárbara Rey un año después, cuando señaló que en su opinión había “grandes canciones, aunque no todas” y que de los países participantes “muchos de ellos van muy antiguos, muy desfasados, pasados de moda”.

La puesta en escena de España.

Miki Nuñez pide profesionalidad en el jurado

España obtuvo 54 puntos y no 60 en el pasado Festival de Eurovisión, según informaba  la Unión Europea de Radiodifusión este miércoles después de corregir las votaciones por irregularidades en el jurado de Bielorrusia. En total, 24 países se han visto afectados por este cambio, subiendo o bajando posiciones en la tabla.

Ya durante la primera semifinal, la UER anuló las votaciones del jurado bielorruso debido a que algunos de sus miembros habían desvelado públicamente sus preferencias. Esto hizo que los votos fueran sustituidos por una media de los resultados obtenidos en los jurados de su misma zona geopolítica: Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Rusia. 

Sobre su puntuación, Miki Nuñez no ha tenido pelos en la lengua. Este viernes 24 de mayo conectaba con el programa presentado por María Casado La mañana  y fue tajante por la baja puntuación que recibió. "Ya que a todos nos piden tanta profesionalidad, que a la hora de votar también se vea reflejada esa profesionalidad".

Además, explicó que no comprendía su posición pues ha vivido "dos mundos paralelos: el de todas las personas que siguen Eurovisión en las redes sociales y en todas partes, que decían que la canción era increíble y que lo pasaban genial; y luego el jurado, para el que parece que no fue tan maravillosa".