Cabeceras especiales

Cabecera

DÍA DEL LIBRO

Las series españolas que dieron el salto a la novela

‘El Barco’, ‘Cuéntame’ o ‘Al salir de clase’ se convirtieron en libros

'El secreto de puente viejo'
'El secreto de puente viejo'
Mike Medianoche
@mikemedianoche
23.04.2019 | 14:00

Fariña, Petra Delicado, Fortunata y Jacinta, Celia, Pepe Carvalho, El Quijote. Muchas son las series españolas que han bebido de manera directa o indirecta de la literatura para crear tramas que se fuesen desgranando episodio a episodio.

Aunque no es lo frecuente, también hay casos, pocos, en los que una serie nacional ha servido de inspiración literaria, aunque sea solo para aumentar ventas de merchandising. Y en muchos casos, estos libros derivados van enfocados a un público juvenil.

Novelas para un público juvenil

Por ejemplo, Al salir de clase tuvo su propia novela en el año 2000, escrito por Daniel González Fernández, Javier Pérez-Bustamante y Olga Rodríguez San Martín. Es curioso que, aunque la serie llevaba ya varias temporadas, esta novela recogía de manera más o menos fiel las andanzas de los primeros personajes de la serie, como Silvia (Lucía Jiménez), que solo estuvieron unos pocos meses estudiando en el Siete Robles. ¿Lo mejor? Las referencias culturales, qué canciones suenan en cada momento, del Chaval de la Peca a las Spice Girls.

Más novelas tuvo la serie Compañeros, de Antena 3: hasta seis. ‘César y Tanja detectives privados’, ‘Qumi contra la mafia’, ‘El guardían del bosque’, ‘Todos a una’, ‘Sara en peligro’ y ‘Tus problemas son nuestros problemas’ fueron los títulos de esta saga juvenil, que estaban firmados por Lalo Salvatierra. Eran libros de escasas 100 páginas, de fácil lectura, económicos, y además, tenían como incentivo un sorteo para asistir al rodaje de la serie si se respondía unas sencillas preguntas. Las historias se producían de manera paralela a lo que veíamos en televisión, e incluso se introducían personajes nuevos.

De la misma casa, Antena 3, también El Barco tuvo varios libros, como ‘Un millón de millas’, ‘Una de fanstmas’ o ‘Perdidos’. El periodista Jordi Solé corrió a cargo de este proyecto literario, que venía aderezado de numerosas fotografías. En este caso, los libros recogían las primeras temporadas de la serie, que fue un auténtico fenómeno.

Otras series dedicadas a los más jóvenes de la casa que también saltaron al papel son El Internado (novelización de la serie con fidelidad) y Física o Química. Esta serie presentó una novela que cuenta cómo los alumnos del colegio Zurbarán investigan unos misteriosos asesinatos ocurridos un siglo atrás entre las mismas paredes en las que estudian en la actualidad.

Novelas inspiradas en serie para un público adulto

Aunque hemos citado algunas series juveniles que se convirtieron en libros, también hay novelas televisivas para un público adulto. Como ‘Toda una vida’, la precuela de Cuéntame que narra el origen de los Alcántara, antes del nacimiento de Carlitos. Tras este libro se encuentran Jacobo Delgado y Carlos Molinero, guionistas de Cuéntame cómo pasó que se adentran en la historia desconocida de Antonio y Mercedes, cómo fraguaron su amor, sus cartas, qué se dejaron por el camino.

Lo mismo se puede decir de ‘El secreto de Ángela’, un libro inspirado en el personaje que Concha Velasco interpretó en la serie Gran Hotel, cómo vivió su amor con el patriarca don Carlos Alarcón (Jordi Bosch) y los comienzos del asesino del cuchillo de oro. La autora de la obra fueMaría López Castaño, si bien la idea original era de Ramón Campos, creador y director de la ficción.

Y no olvidemos de las diferentes novelas que han surgido alrededor de El secreto de Puente Viejo, como ‘Antes de ti: El pasado de María y Gonzalo’, ‘La canción de Alba’ o ‘El baile del destino’.