Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

'laSexta Columna' dedica un especial a los españoles en la Segunda Guerra Mundial

Vivencias que quedaron silenciadas, por unos motivos u otros, después de la contienda.

Redacción
@Bluper
18.10.2018 | 18:58

laSexta Columna estrena en laSexta, el viernes, a partir de las 21.30 horas, la primera parte de un especial sobre los españoles en la Segunda Guerra Mundial.

El espacio presentado por Antonio García Ferreras, con una clara voluntad de rescatar algunas de las partes más desconocidas de la historia de España y de sus protagonistas más anónimos, dedicará dos capítulos a la presencia española en dicho conflicto, con las historias de hombres y mujeres que participaron en la Segunda Guerra Mundial y cuyas vivencias quedaron silenciadas, por unos motivos u otros, después de la contienda. 

Los libros de Historia nos han enseñado que España se mantuvo al margen en el mayor conflicto bélico del siglo XX. Pero eso no es del todo cierto. Miles de españoles y españolas participaron en su desarrollo aunque su memoria está a punto de desaparecer por una cuestión de edad. 

Muchos de ellos ronda el centenar de años y sus recuerdos se apagan. Fueron soldados, espías o víctimas directas –en algunos casos, incluso las tres cosas– del horror de la guerra. Combatieron o vieron morir a sus seres queridos en la matanza de Filipinas, en los gulags soviéticos o en los campos de concentración nazis. 

laSexta Columna rescata sus historias del silencio en que cayeron. En muchos casos, están cargadas de heroísmo. Hubo hombres que fueron piezas clave de la Resistencia francesa a la ocupación alemana. Algunos llegaron a ser las primeras tropas que, integradas en las Fuerzas de la Francia Libre del general De Gaulle y bajo la enseña tricolor, liberaron Paris a bordo de blindados llamados ‘Guadalajara’, ‘Guernica’ o ‘Brunete’.

Y aunque fueron condecorados por ello, Francia nunca llegó a reconocer sus méritos. La misma Francia que, a muchos de ellos, antes de la guerra y tras huir de la persecución franquista, sólo les ofreció los campos de detención de Argelés, la Legión Extranjera o la construcción del ferrocarril sahariano en Argelia. 

También hubo españoles en el frente ruso. Niños de la guerra enviados por la República a la URSS durante la Guerra Civil española y que sobrevivieron al terrible cerco de Leningrado por las fuerzas alemanas.

O miembros de la División Azul, enviada por Francisco Franco para apoyar a Hitler en la lucha contra el comunismo y que estuvo integrada por cerca de 50.000 soldados, entre los que se contaban falangistas, voluntarios anticomunistas, militares profesionales y jóvenes que buscaban evitar las represalias contra sus familias republicanas. 

Otro punto a seguir es la situación que vivieron los comunistas españoles que escaparon a una idealizada Unión Soviética para acabar encontrando algo muy diferente al paraíso socialista que les habían vendido. Paradójicamente, quienes fueron enemigos en la Guerra Civil acabaron reencontrándose en el Gulag soviético como compañeros en la represión estalinista. En algunos casos, fueron repatriados en el buque ‘Semíramis’ de forma conjunta en 1954.

Otro aspecto bastante desconocido tratado por laSexta Columna es el de los españoles afectados por la Segunda Guerra Mundial en Asia, especialmente en Filipinas. Allí, en 1945, las tropas niponas, al ser cercadas por el Ejército estadounidense, respondieron masacrando a la población civil, especialmente a la colonia española, en la que se cobraron más de trescientas vidas.

Hasta el extremo de que algunas autoridades de Madrid barajaron la posibilidad de enviar una unidad militar similar a la División Azul para combatir contra las fuerzas del Mikado y como parte del ‘aggiornamento’ del régimen franquista ante la derrota del Eje. 

Por supuesto, no podían faltar historias como la de Garbo, el espía catalán que engañó al mismísimo Hitler, siendo crucial para el éxito del desembarco de Normandía. O las de los ferroviarios de los Pirineos, que arriesgaron sus vidas por salvar las de cientos de refugiados, muchos de ellos judíos, a los que permitieron escapar en sus trenes. laSexta Columna pone nombre a algunos de esos héroes anónimos y relata también la terrible situación vivida por los españoles que fueron internados en los campos de concentración nazis. 

Las hazañas de los más valientes fueron silenciadas por los Aliados, sedientos de gloria y enfrentados por el estallido de la Guerra Fría. Las tragedias de los supervivientes fueron ocultadas por el régimen franquista, que los siguió considerando enemigos. Sus testimonios son hoy un tesoro que hay que preservar. Hombres y mujeres, en muchos casos con una vida anónima cargada de penurias, que aún hoy repiten lo mismo: “Hicimos lo que había que hacer para luchar contra el fascismo. Y lo volveríamos a hacer”