Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

'La Voz' empieza con mal pie en Antena 3: así pincha en su estrategia digital

Los vídeos de sus casting apenas alcanzan las 2.000 visualizaciones y sus directos sólo atrapan a 200 espectadores.

Imagen de un casting de 'La Voz'.
Imagen de un casting de 'La Voz'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
11.10.2018 | 12:42

La noticia bomba saltaba a primeros de junio: Atresmedia conseguía hacerse con los derechos de La Voz después de que Mediaset España no hubiera conseguido llegar a una acuerdo con su propietaria Talpa Media.

Como ya analizamos entonces, el grupo tendría por delante varios retos para hacer brillar al formato ya que, aunque a priori no está agotado, sí que ha demostrado síntomas de desgaste en sus últimas ediciones por algunas malas decisiones tomadas por Mediaset.

La conversación en redes de La Voz apenas existía

Uno de esos grandes retos se encontraba en la viralidad del programa. Al contrario de lo que ocurre en otro países en los que se emite el famoso talent, Mediaset decidió prohibir a los medios que compartieran las actuaciones de los concursantes.

De esta forma, la promoción de los mismos y su consecuente viralización fue mucho menor que en anteriores ediciones. La conversación en redes apenas existía y hoy en día son pocos quienes recuerdan a la última ganadora del talent show.

De ahí que, al igual que ocurre en otros talents como Operación Triunfo o Tu cara me suena, Atresmedia haya decidido llevar a cabo una importante estrategia multimedia apostando fuerte por su canal de YouTube o emitiendo sus casting en directo a través de instagram.

Sin embargo, el programa se ha encontrado con un gran problema nada más empezar. Y es que ha tenido que crearse nuevas cuentas en Twitter, Facebook o Instagram ya que las anteriores pertenecían a Mediaset España.

Esto ha hecho que el contenido subido a estas plataformas apenas haya tenido repercusión en redes sociales. Así, por ejemplo, los vídeos de sus casting apenas alcanzan las 2.000 visualizaciones y sus directos apenas consiguen el interés de 200 espectadores a pesar de contar con YouTubers como Carla Laubalo o Keunam. Datos que están muy lejos de lo conseguido por Operación Triunfo.

Así, por ejemplo, mientras el programa de La 1 cuenta con 558.000 seguidores en Instagram y 282.0000 en Twitter, La Voz en Antena 3 apenas tiene 22.000 seguidores en el primero y poco más de 3.000 en el segundo.

Los grandes retos

Otro de los grandes retos de la cadena será ‘desaflamencar’ el formato. Una de las críticas que más ha tenido Telecinco ha sido el excesivo peso de este tipo de género musical en el programa. No obstante, no hay que olvidar que Andalucía era la comunidad que más audiencia aportaba al programa.

En este sentido también tenía mucho que ver la elección de los coaches, con estilos tan parecidos que a veces parecían cromos intercambiables. Atresmedia tiene la oportunidad de arriesgar y apostar por otros artistas. De momento, las novedades parece que serán Luis Fonsi y Paulina Rubio en la versión de adultos.

No obstante, el gran reto de la cadena será buscar un presentador que haga a la audiencia olvidar a Jesús Vázquez. Aunque si bien es cierto que Mediaset ha llegado a cansar a la audiencia con la elección del gallego para todos sus talents, su talento y profesionalidad eran uno de los puntos fuertes del programa.