Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

La olvidada faceta de Ángel Garó como presentador (en Telecinco)

Estuvo al frente del concurso ‘Sí o no’ y fue nominado al TP de Oro por su labor

Mike Medianoche
@mikemedianoche
16.09.2018 | 20:06

Uno de las grandes apuestas de Telecinco dentro de la sexta edición de Gran Hermano VIP ha sido la elección de Ángel Garó. Un artista andaluz muy ligado a la televisión que pegó un gran pelotazo a inicio de los años 90 gracias al Un, dos, tres, programa que tenía millones de espectadores y lideraba la noche de los viernes de manera más que holgada.

El humor de Garó era diferente a lo que se hacía en el concurso y en la televisión en general; mientras que Arévalo y compañía solían aparecer disfrazados, él siempre vestía de un negro impoluto, y construía los personajes de Juan de la Cosa o Pepe Itárburi solo saliendo detrás de un biombo.

De gran exigencia consigo mismo, Ángel creía que no cuajaría en el Un, dos, tres, y cuando vio por televisión su primera intervención quedó descontento. Chicho Ibáñez Serrador, el director del programa, le llamó esa misma noche para saber su opinión, y Ángel le mintió, diciendo que no lo había visto. “Mañana lo verás”, respondió Chicho. Y efectivamente, al día siguiente comprobó cómo el público había disfrutado de lo lindo con su actuación.

Una serie fallida y su debut como presentador

Desde entonces, Ángel Garó no paró de trabajar. Recorrió España con su obra Personas Humanas (que se llegó a emitir en Televisión Española), y pronto fichó por Antena 3. Allí colaboró con Nieves Herrero, y gestó una serie llamada Por ti sería capaz de matar, en la que interpretaba hasta a nueve personajes de un cabaret. El proyecto se anunció a bombo y platillo, y aunque se grabó el piloto, finalmente no recibió luz verde.

En 1994 pone rumbo a Telecinco, y allí se pone al frente de Sí o no. Se trataba de un concurso de preguntas y azar, en el que los concursantes podían ganar mucho dinero, viajes y otros tantos premios.

Es el único trabajo conocido de Ángel Garó como presentador televisivo, y aunque el formato no es muy recordado, al público de entonces sí que le gustó. Tanto es así que los lectores de la revista TP le nominaron como uno de los mejores presentadores del año. Fue el único presentador nominado de la cadena, aunque en aquella ocasión el galardón se lo llevó Pepe Carrol por Genio y Figura.

El programa desapareció casi de la noche a la mañana por un cambio en la dirección de la cadena, cuando Valerio Lazarov fue reemplazado por Maurizio Carlotti.

Ahora, Garó vuelve a trabajar para Telecinco, en este caso como concursante, algo en lo que ya también tiene experiencia tras ¡Mira quién baila! y Ven a cenar conmigo: Summer Edition. La cuestión será si cuando salga de la cada de Guadalix Telecinco le hará un hueco en alguna serie o programa, ya sea como actor… O como presentador, por qué no.