Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

‘La casa de papel’, el triunfo inesperado de Antena 3 a nivel internacional

La ficción arrasa y se convierte en una revolución en otros mercados gracias a Netflix.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
15.02.2018 | 13:00

Desde que Antena 3 se posicionó en el área de ficción, la cadena ha tenido muy claro dividir sus proyectos en dos: series de televisión más comerciales y con futuro en España y series de televisión con mucha visión en el mercado internacional. Estas últimas son más rompedoras, diferentes y con cierto riesgo en las audiencias tradicionales. Es el caso de La casa de papel, una ficción que no arrasó en nuestro país pero que está teniendo una segunda vida triunfal fuera de España. 

La casa de papel es el claro ejemplo de lo que siempre quisieron conseguir en Atresmedia con su marca Series Atresmedia: llamar la atención en el mercado internacional, posicionarse y así vender mucho mejor sus producciones futuras. La buena imagen del grupo fuera de España ha hecho que Antena 3 pueda vender algunas de sus producciones fuera de nuestro país sin enseñar ni un piloto del proyecto. 

En Antena 3 siempre pensaron en 'La casa de papel' como una carta de presentación en el mercado internacional

La ficción que narraba el robo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre apenas mantuvo un 11,1% de cuota de pantalla en su segunda temporada. Y es que en Antena 3 siempre asumieron que era una serie muy complicada para funcionar en la televisión tradicional. Pero siempre pensaron en este proyecto como un clara carta de presentación en otros mercados. Y esta estrategia ha terminado funcionando. 

La casa de papel se ha convertido en toda una revolución en otros países. La ficción se vendió a Netflix de forma internacional y la plataforma de pago vende este proyecto como una serie original. Pero en España sabemos que es una serie de Antena 3 que, con el apoyo de Netflix, ha conseguido viajar a otros mercados de una forma mucho más fácil.

Gracias a Netflix, la serie está en boca de algunas voces influyentes en el panorama internacional. La bloguera de moda Chiara Ferragni ya ha dicho que La casa de papel es una de sus series favoritas y el cantante Romeo Santos habla de la ficción en su cuenta de Instagram. Pero, más allá de las voces conocidas, lo que convierte a La casa de papel en un fenómeno internacional son los espectadores que hablan de ella a través de todas las redes sociales. 

Numerosos youtubers de Argentina, Brasil, Alemania, Francia o EEUU hablan de lo que está significando esta serie. Bajo el nombre de Money Heist en el mercado americano, su llegada a Netflix ha supuesto toda una revolución y supone un nuevo paso para la ficción española que tan buen recibimiento está teniendo en otros países. 

Pero si hay un dato objetivo que marca el buen hacer de La casa de papel a nivel internacional es el ranking que marca la web IMDB sobre lo que arrasa en el mercado en estos momentos. La casa de papel se posiciona en el puesto número 22 de las series más buscadas. Es la única serie española que aparece en la web y compite con proyectos americanos como Westworld, Supergirl, Mentes criminales, Cómo defender a un asesino o Modern Family, a las que supera en el ranking. 

Como detalle, el disfraz de los ladrones de La casa de papel ha sido uno de los más buscados para estos últimos Carnavales. Los fans de la serie han salido a la calle con aquel famoso mono rojo, como han enseñado algunas cuentas en torno a la serie de países como Brasil. Y este es el tipo de cosas que hacen de La casa de papel un fenómeno social en otros mercados. 

También hay que tener en cuenta el beneficio que sacan los propios actores de todo esto. Y es que sus cuentas personales en redes sociales se inflan con miles de seguidores de todo el mundo a pasos agigantados. Es el caso de Miguel Herrán, con 450.000 seguidores en Instagram, de Jaime Lorente, con 460.000 seguidores, o de Úrsula Corberó, que ya cuenta con 1,7 millones de seguidores.

Con La casa de papel se abre un abanico de posibilidades para las series españolas. Y es que ya no es tan necesario que arrasen en nuestro país para convertirse en un éxito para la cadena. Por eso era necesario e inteligente el último movimiento de Atresmedia creando Atresmedia Studios, una compañía para crear y vender series a Movistar+, Netflix o HBO que no necesariamente tienen que pasar por Antena 3. Un nuevo modelo de negocio que parece el futuro de los grupos audiovisuales españoles.