Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Kiko Hernández se “avergüenza” de sus peleas en ‘Crónicas Marcianas’

“No volvería a hacer ese tipo de televisión, solamente veía el dinero” confesó en ‘Sálvame’

Redacción
@Bluper
11.09.2019 | 12:16

Con una nueva edición de Gran Hermano VIP a punto de salir del horno, este martes, en Sálvame, recordaron cómo Kiko Hernández se hizo famoso en la tercera edición del reality, cuando se hacía con anónimos, y cómo vivió un romance con su compañera Patricia Ledesma.

El programa, además, emitió unas imágenes de Encarni Manfredi, exsuegra de Kiko Hernández, hablando en el programa ‘Dareol Rewind’, y en el que carga contra Kiko Hernández de una forma ligera. Así, apunta que Kiko solo estuvo con Patricia durante el concurso, y que al salir le ponía “excusas”. Además, se preguntaba por qué “se habla de todo el mundo, de gente importante, y de él no se ha hablado nada”.

En lugar de declarar la guerra, como habría hecho en los viejos tiempos, Kiko Hernández contó que sus peleas con Encarni Manfredi son agua pasada. “Nos decíamos de todo por pasta, la vida ha cambiado, ella es abuela, yo soy padre y veo la vida de otra forma”, explicaba Hernández, que se enfrentó a la que fue su suegra numerosas veces en Crónicas Marcianas.

“Antes me ganaba la vida de otra forma, quizás, más sucia porque era ‘vente a poner a parir a esa persona, me llevaba un dineral y son cosas que ahora no haría”. “Me avergüenzo de haber participado de eso, que por dinero te sentabas y ponías a parir a alguien, llegué a decir tales burradas de Encarni que me demandó, gané porque hubo un fallo de forma y tal, si no, me hubiera ganado. Y con eso aprendí que no todo vale”.

Así, Kiko, que durante años fue parte de ‘el eje del mal’ de Sálvame, aclaró que “no volvería a hacer ese tipo de televisión, solamente veía el dinero y que esto iba a pasar muy rápido”.

Paz Padilla, que también formó parte de Crónicas Marcianas aunque en otra etapa diferente a la de Kiko, explicó que Sardá, que presentaba y dirigía el formato, ha negado este tipo de circunstancias. “Si yo digo que no voy a entrar, no entro, pero no digas que no. Me dijeron que tenía que decir una serie de cosas, dije que no y me llamó Javier Sardá para decirme lo que tenía que decir, tengo una memoria de elefante”, espetaba.