Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

José Antonio Avilés rompe a llorar en ‘Viva la vida’ después de que le regañasen por “saturar”

Emma García se mostró especialmente rígida con el periodista

Redacción
@Bluper
16.06.2019 | 11:21

La boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos fue uno de los pilares del programa Viva la vida este sábado, pero no el único tema que se trató, pues entre otros asuntos se habló de las primeras fotos de Albert Rivera y Malú juntos.

Diego Arrabal sacaba pecho diciendo que fue el primero en hablar de fotos de la pareja, mientras que José Antonio Avilés explicaba que él ya anunció hace dos meses cómo se produciría la primera aparición pública de la pareja en Socialité.

Los compañeros no tomaron en serio sus palabras, y aunque pedía que le dejasen hablar, el murmullo era generalizado, hasta tal punto de que Emma García pidió silencio y le dijo que si José Antonio no iba a hablar de las famosas fotos en el centro comercial no quería saber nada.

"Con José Antonio es imposible hablar"

También cargaba contra él Isabel Rábago, que llegaba a pedirle la palabra a él y no a la presentadora. “José Antonio, ¿puedo hablar? es que con José Antonio es imposible” decía Rábago.

Emma García no conseguía poner orden entre sus colaboradores, y en un momento dado, se dirigió al director, Raúl Prieto. “Raúl, ¿a dónde vamos? que están ya muy pesaditos. Yo estoy llegando ya al límite, tengo ganas de echar a alguno” dijo.

José Antonio tomó entonces la decisión de no pronunciar palabra, y más desde que alguien dijese en un micro abierto “no puede hablar nadie así”. Durante una conexión con la boda de Rubio y Ramos, se escuchaba llamar a José Antonio, que al parecer, se habría levantado.

"Le hemos dicho que no puede hablar todo el rato"

Ya en plató, Emma García preguntaba a sus compañeros si no echaban en falta a José Antonio por su decisión de no hablar, unas palabras que no sentaron bien al colaborador. “Te voy a decir una cosa: una cosa es hablar mucho y otra no hablar nada, y no todo es blanco ni negro” le decía Rábago sobre su actitud. Diego Arrabal preguntaba que por qué estaba tan callado, y alguno respondía que era por un enfado.

Al final, José Antonio acabó llorando en directo. “Yo soy una persona que soy muy susceptible, y hay momentos en los que me bloqueo” admitió. Emma entonces explicaba a la audiencia que “le hemos dicho que no se puede hablar todo el rato y no dejar a otros hablar, y se ha venido abajo”. A continuación, la presentadora decía “Qué paciencia, ¿y a mí quién me consuela?”.

Minutos después, José Antonio pedía zanjar el tema y decía que sabía que lo ha hecho mal, pero que le estaban dando mucha presión con el tema de Malú y Albert Rivera. Mientras el programa se despedía, Emma García quiso darle unas palabras de ánimo.

“José Antonio es muy joven comparado con todos nosotros, y es verdad que tiene esa pasión, esas ganas de hablar y a veces no controla y satura. Te decimos que lo haces muy bien, tienes un futuro muy prometedor, pero tienes que controlarte porque somos muchos aquí todos queremos hablar y yo no puedo organizar. Mi trabajo es que ese programa se entienda y nos puedan escuchar los que están en casa”.