Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Jorge Sanz, echándole "pelotas": un reconocido galán decadente y fracasado

Juan M. Fdez
@juanmafdez
13.02.2016 | 05:00

Jorge Sanz lo ha vuelto a hacer. Para que otros le llamen juguete roto, fracasado o galán decante, ya lo hace él. Y es que, aunque en definitiva, ¿Qué fue de Jorge Sanz? no es una serie que verse simplemente sobre su carrera como actor, sino más bien sobre “la cara B del single que muestra la canción bonita de moda”, la ficción dirigida por David Trueba es uno de los mejores ejercicios de autoparodia que se han llevado a cabo en nuestra ficción y al alcance de pocos actores.

Me apetecía hacer una gamberrada con un amigo

No cualquiera se atreve a bucear en las cloacas de su propio ser, en destrozarse televisivamente para después reconstruirse. Reinventarse, lo llaman. “Hay que reírse de un mismo. Y sobre todo reinventarse. Este oficio es una carrera de fondo. Si te apalancas y estás haciendo toda la vida lo mismo, puede ser un éxito como Cary Grant o Antonio Resines”, comenta el actor a Bluper.

“Pero en mi caso llegaba el momento de reinventarse y de hacer algo. Me apetecía hacer una gamberrada con un amigo. David y yo somos íntimos amigos desde los 20 años. Hemos hecho de todo: recoger un Oscar, hemos trabajado de guerrilla”, reconoce.

Y así lo cerciora su filmografía: La miel, Fin de un verano, Crónica del alba. Valentina, Amantes, Belle Époque, Libertarias, La niña de tus ojos, Cha-cha-chá, El oro de Moscú, El Lobo… e incluso Conán el Bárbaro. Y un Goya en 1989 a mejor actor protagonista por Si te dicen que caí y otras cinco candidaturas. Sin embargo, el declive profesional llegó.

Un arco que tiene poca gente

“Empecé a trabajar en el 78, en la época del destape. Fui un adolescente de moda, un jovenzuelo de moda, un galán romántico de moda, y luego fui el declive personalizado. Ese arco lo tiene poca gente”, saca pecho el actor cuando se le pregunta si alguna vez ha pensado en qué actor o actriz podría continuar con esta ficción.

Es una serie que no sólo trata de mí sino sobre la cara B de este mundo

No obstante, lo cierto es que en la ficción no sólo Sanz queda dibujado como un actor fracasado. También aparecen compañeros como Fernando Ramallo. “Es una serie que en definitiva de lo que trata no es de mí, es la cara B del single que muestra la canción bonita de moda. Pero esto la gente no lo ve. Somos gente normal, tenemos nuestras facturas, nuestros hijos, nuestros problemas. Este oficio es como los Pirineos, tiene muchos altibajos”.

Ahora, no obstante, la montaña rusa le ha vuelto a poner arriba, o al menos a mitad de camino. “Estreno ahora El Pregón, con Andreu Buenafuente y Berto Romero,  y empiezo a rodar La Reina de España, la secuela de La niña de tus ojos. Y he tenido un hijo que cumple un año, que ha venido con una película de bajo del brazo”.

¿Y dirigir? “Lo he pensado muchas veces. Pero no tengo ese impulso de querer contar una historia. A parte de que para dirigir hay que echarle muchas pelotas”. Y él ya se las ha echado con ¿Qué fue de Jorge Sanz?

Canal + Series Xtra estrena esta noche a partir de las 22:30 este capítulo especial de ¿Qué fue de Jorge Sanz?