Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Jorge Javier llama a ‘Sálvame’: “Las consecuencias del ictus podían haber sido nefastas”

El presentador ha anunciado que tendrá que estar un mes de reposo absoluto

Redacción
@Bluper
20.03.2019 | 18:53

Cerca de las cinco de la tarde, poco antes de que finalizase Sálvame Limón, el programa recibía la llamada de Jorge Javier Vázquez, que se encuentra ingresado tras sufrir un ictus. Agradecido por el apoyo que ha recibido, y diciendo que no quiere poner el volumen a la tele para no emocionarse, ha explicado todo lo que ha vivido en estos días.

Ha sido un episodio del que podría haber salido francamente mal, yo no he conocido la gravedad del asunto. Me enteré ayer martes porque vino el sábado con un dolor de cabeza terrible y fui al Hospital de la Zarzuela” explicó el catalán, que relata que todo empezó el miércoles con “un dolor muy fuerte”.

“Tuve un antecedente. El fin de semana anterior el sábado me desmayé y estuve inconsciente durante dos o tres minutos, no le di mayor importancia, y anteriormente tuve mareos presentando una gala de GH DÚO”. En tal ocasión, relata, tuvo que ir el servicio médico del programa porque “me caía” y él creía que todo era consecuencia de estar mucho tiempo de pie en la misma postura.

“El sábado llegué al hospital. Me hicieron un escáner y detectaron una manchita en una parte del cerebro y pensaban que era por el desmayo en el fin de semana. Me recomendaron no salir del hospital, y me ponían el medicamento y estaba todo bien, el dolor se me iba totalmente. El fin de semana lo pasé muy bien, con total tranquilidad” añadía después.

Jorge Javier Vázquez ha apuntado que en ningún momento ha querido mostrarse opaco “ni tapar cualquier signo de lo que me ha pasado. Yo pensaba que tenía únicamente un dolor de cabeza”.

Según continuó relatando, el unes le hicieron una resonancia por la mañana y continuaban achacando sus problemas al desmayo, y le indicaron que “tenía un poquito de sangre”. Más tarde, dos médicos le dijeron de hacerle un cateterismo, y él pensaba que tras eso se iría a casa.

“Y cuando acaba la prueba escucho al doctor decir aquí hay algo muy grave, llega a decir gravísimo en la sala de quirófano”, contaba Jorge Javier, que “no sabía a lo que se enfrentaba. Los veía con muy mala cara, porque era una operación muy delicada, que me tenían que colocar un stent y eran unas horas con muchísima incertidumbre. ¿Yo vengo por una migraña y tras una resonancia y un cateterismo me tengo que operar la cabeza?” se preguntaba.

Su mayor miedo, como suele ser habitual, era “contárselo a mi madre” y que acabó contándolo en casa “aunque era algo que quería ocultar”. Al final, la operación fue “muy bien, me habían colocado dos stent” y que fue entonces cuando le explicaron tras la intervención que lo que le ocurrió en aquel fin de semana en el que se desmayó es un ictus y que “las consecuencias podrían haber sido muy muy graves. No he querido saber qué gravedad, pero podrían haber sido nefastas”, aclaraba, diciendo que prefería no recrearse en lo que podía haber sucedido.

En la actualidad, está “en planta en observación. Todavía hay peligro, es muy importante el post operatorio y un poco a ver qué pasa, supongo que no pasará nada” y que un mes se tiene que hacer de nuevo una prueba.

Tras el susto, Jorge Javier Vázquez ha señalado que no le veremos pronto en la televisión pues “me han recomendado un mes de absoluto reposo, pero de reposo absoluto” y se queda con la parte positiva y es lo bien que ha salido todo, porque “el ictus me dio en Marrakech, tuve que coger un avión, lo que podía haber sucedido… Es lo que me ha dicho el médico, es que ha sido todo muy grave”.

Antes de despedirse, tuvo incluso tiempo para bromear. “Me gusta vivir como vivo, no quiero verme ni con una mantita ni con un caldoni como Carmen Borrego”.