Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El preocupante dato de las 'Tentaciones': arrasa en el público menor de 12 años

A pesar de que el reality de Telecinco y Cuatro está recomendado para mayores de 16 años

'La isla de las tentaciones' (Mediaset)
'La isla de las tentaciones' (Mediaset)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
11.02.2020 | 13:30

La isla de las tentaciones se ha convertido en el formato revelación de la temporada. Emitido en Telecinco y Cuatro, el reality presentado por Mónica Naranjo y producido por Cuarzo Producciones ha conseguido una media del 20,2% y 2.542.000 espectadores, superando la barrera de los tres millones en cuatro de sus diez entregas emitidas hasta ahora.

Pero, ¿qué tipo de perfil se ha enganchado a este programa? Hace unos días explicamos desde estas páginas que el formato estaba arrasando entre el público joven con un promedio de un 38,7% de cuota de pantalla y superando en sus últimas galas el 50%, lo que se traduce en más de 400.000 espectadores.

Los canales infantiles apenas anotaban el jueves pasado un 0,2% frente al 28,6% del reality

Esta fascinación por el formato, sin embargo, no se queda ahí entre el público más joven. Y es que, en la franja de 4 a 12 años, para la cual el programa no está recomendado ya que es para mayores de 16 años, el programa anota un 28,6% de cuota, según datos de Kantar.

El pasado jueves, sin ir más lejos, 87.000 niños españoles estaban viendo cómo Fani le proponía a Rubén mantener sexo en la piscina y éste se negaba ya que desconfía de la expareja de Christofer. 

Un dato que superaba con creces al resto de ofertas de la competencia y a la de cualquier canal infantil de la TDT. Por ejemplo, a esas horas, Clan, Boing y Disney Channel anotaban datos entre el 0,2% y el 0 técnico en la franja de 4 a 12 años.

Comparado con otras ofertas de la competencia, La isla de las tentaciones gana a Operación Triunfo 2020 (7,6% y 25.000 espectadores), Maestros de la costura (15,8% y 24.000 espectadores) e incluso a El Hormiguero de ese mismo martes (13,7% y 86.000 espectadores).

Hay que recordar que cada espectador con audímetro tiene que indicar vía mando a distancia quién se sienta frente al televisor, qué va a ver y cuándo se ausenta de la pantalla aunque sea por unos breves segundos. Es decir, que aquellos padres con audímetros son conscientes de que sus hijos menores están viendo este programa.

El peor dato entre mayores de 65 años

Pero, ¿qué hay de los demás públicos? En la franja de 25-44 años, el programa también funciona con grandes réditos con un 30,3% de cuota. No ocurre igual entre mayores de 65 años (14,4%) y 45-64 años (15,2%), donde tiene mucho menos potencial.

Por sexos, el formato funciona mejor entre mujeres (22,8%) que hombres (17,1%), mientras que por zonas prácticamente funciona igual en ciudades de 10.000 y 50.000 habitantes (21,6%) que en ciudades de más 200.000 personas (21,3%). 

Por último, en lo que respecta a las clases sociales, el reality tiene más éxito en la Clase Media con un 21,8% de cuota de pantalla. 

En cuanto a su emisión en diferido, el formato logró ser el espacio más visto en el mes de enero con un 33,2% y 351.000 espectadores, superando a Néboa, que fue segunda con un 32,2% y 329.000 espectadores, y a Vivir sin permiso, que sumó un 34,4% y 314.000 espectadores.