Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La irresponsabilidad de Ana Rosa y Telecinco humanizando al líder de la extrema derecha

La presentadora no supo rebatir a Santiago Abascal los datos falsos con los que construye su discurso xenófobo, homófobo y machista.

Ana Rosa Quintana entrevista a Santiago Abascal.
Ana Rosa Quintana entrevista a Santiago Abascal.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
05.12.2018 | 20:15

Los medios de comunicación ya tienen la excusa perfecta para dar voz a Santiago Abascal, el líder de la formación de extrema derecha VOX, después de haber conseguido 12 escaños en el Parlamento de Andalucía.

De ahí que este miércoles Ana Rosa Quintana entrevistara de una forma bastante irresponsable durante una hora al político, sin rebatirle en varias ocasiones los datos falsos con los que construye su discurso racista, homófobo y machista y llegando incluso a humanizarle preguntándole por su lado más personal.

“Tiene algo en común con Felipe González: los bonsáis. Eso es una afición que me ha llamado la atención: pinzar un arbolito para que no crezca”, decía entre risas Quintana. “Y luego está el gimnasio. ¿Y pesas? Porque le he visto fotos…”, continuaba la presentadora.

Unas preguntas que han dado pie a que desde la web de Telecinco lanzaran una noticia que llevaba por título “el lado más personal de Santiago Abascal”, como si estuvieran hablando de un personaje del corazón, y en lo que recordaba a aquella portada de XL Semanal en la que mostraban semidesnudo al xenófobo ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, o a aquella basura llamada Lo que escondían sus ojos que retrató a Serrano Suñer como un gigolo.

Datos falsos

Sin embargo, lo más grave de esta entrevista ha sido que la periodista ha dejado que Abascal lance su discurso sin ser capaz de rebatirle con datos que desmonten algunas de sus falacias.

Así, por ejemplo, el líder del partido de extrema derecha ha dicho que ha habido inmigrantes legales que han votado a VOX cuando es completamente falso ya que los extranjeros no pueden votar en las elecciones autonómicas.

Abascal también habló de la inmigración ilegal y Quintana no supo recordarle, por ejemplo, que en 2017 llegaron a nuestro país 25.251 inmigrantes por las vías que se consideran irregulares o que en su mayoría entran a través de los aeropuertos y no saltando las vallas de Ceuta y Melilla, donde el político quiere levantar un muro.

Asimismo, la periodista preguntó al líder de ultraderecha por el matrimonio gay ya que Abascal defiende que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer y que a la unión de una pareja homosexual se le debe llamar unión civil. En este caso, Quintana no le rebatió que una unión civil no da los mismos derechos que un matrimonio o que estas uniones civiles no tendrían derecho a acceder a las ayudas a "familias naturales" que defiende VOX.

Sin hablar de su pasado

Abascal también dijo que el aborto no es un derecho y, aunque en este caso Quintana se mostró más incisiva, ni le recordó que las Naciones Unidas han reconocido el aborto como un derecho humano o que hay una tendencia a la baja en España.

En este sentido, al hablar de feminismo, Quintana preguntó a Abascal por unos tuits machistas, racistas y homófobos del líder de su formación en Andalucía, Francisco Serrano. Sin embargo, ni se los leyó cuando el político dijo que no sabía a lo que se refería, ni incidió en esta cuestión.

Y eso por no hablar de que Quintana no recordó a Abascal, que pide acabar con las autonomías, que estuvo cobrando sueldos de 80.000 euros de ellas, o que fundó VOX precisamente porque la Comunidad de Madrid liquidó la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, de la cual era director gerente por un sueldo de 83.000 euros anuales sin llevar a cabo ninguna actividad.