Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

'Instinto', la serie que podría haber sido para otra plataforma y con otro protagonista

La thriller erótico de Bambú Producciones se estrena este viernes Movistar.

Imagen de 'Instinto'.
Imagen de 'Instinto'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
10.05.2019 | 14:00

Movistar estrena este viernes 10 de mayo su nueva serie Instinto, un nuevo thriller erótico producido por Bambú Producciones y protagonizado por Mario Casas que ya dejó a la prensa bastante fría el pasado marzo durante el pase de sus dos primeros episodios en el Festival de Málaga.

“En las últimas semanas se ha creado cierto hype sobre su contenido de alto voltaje y se ha llegado a decir que las imágenes sexuales que se proyectaban en la ficción eran tan fuertes y explícitas que lo mismo ni se emitían. Nada más lejos de la realidad. No haya nada impactante, nada reseñable. Fuerte era Spartacus. Instinto Básico en los años 90. Pero en pleno 2019, este Instinto es muy básico. Hasta en El Embarcadero se respira más sexo que aquí”, escribíamos entonces en BLUPER.

Quizá esa fuera una de las razones del rechazo de otra plataforma a hacerse con los derechos de esta ficción. Y es que, antes de que en Movistar dieran el OK y aprovechando su relación con Netflix, Bambú ofreció este thriller al gigante del streaming.

Entonces, el proyecto variaba sustancialmente y el protagonista no era Mario Casas sino Miguel Ángel Silvestre aprovechando que el alicantino era por entonces un rostro de Netflix (Sense 8, Narcos) y que ya había trabajado con la productora en Velvet.

Sin embargo, el proyecto se descartó y terminó en Movistar con Casas de protagonista. Por su parte, Silvestre regresaba a Bambú, demostrando su buena sintonía con la productora, para protagonizar En el corredor de la muerte.

El caso inverso de 'Las Chicas del Cable'

Curiosamente, otra serie de Bambú Producciones hizo el camino a la inversa de Instinto. Se trata de Las chicas del cable, que de ser rechazada por Movistar terminó en Netflix y, meses después, siendo clave en el acuerdo de integración de ambas compañías.

Así lo confirmó la productora ejecutiva de la productora, Teresa Fernández-Valdés, en una entrevista con la Cadena SER. "Las chicas del cable se había desarrollado en su día para Movistar, esto yo lo cuento porque ellos lo saben. Es la historia de Telefónica, la historia de las chicas, poner en valor a las chicas de entonces, la compañía creció por mujeres preparadísimas, tenías que tener unos estudios muy amplios para acceder a un puesto. Y a ellos no les interesó”.

Paradójicamente, en mayo del pasado año, Las chicas del cable tenían un gran protagonismo en el anuncio del acuerdo entre Telefónica y Netflix.“Operadora. Buenas noticias. Parece que volvéis a casa”, le decía  el presidente ejecutivo de la compañía, José María Álvarez-Pallete, a Lidia Aguilar, el personaje interpretado por Blanca Suárez.

¿De qué va 'Instinto'?

Creada por Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés y Gema R. Neira, y dirigida por Carlos Sedes y Roger Gual, Instinto es un thriller erótico y apasionante sobre la intimidad, el sexo, la confianza, y también, el amor. Es un drama provocador sobre las relaciones humanas y, en especial, sobre los miedos, obsesiones y la soledad de las personas.

Marco (Mario Casas) es el hombre más deseado. Un joven empresario que lidera una de las compañías tecnológicas más exitosas del panorama internacional, ALVA, que ahora presenta en el mercado su último prototipo: CICLÓN, un coche eléctrico propulsado por turbinas que convierten el viento en energía.

Junto a él trabajan su amigo y compañero de estudios, Diego (Jon Arias), y también la mujer de éste, Bárbara (Bruna Cusí), la eficiente directora de marketing. Al equipo se incorpora Eva (Silvia Alonso), una joven y ambiciosa ingeniera con mucho que ocultar, que romperá el equilibrio laboral y emocional entre ambos socios.

A pesar de su popularidad, y al contrario que Diego, Marco no es un hombre que destaque por su vida social. Es un solitario al que nadie consigue acceder desde un lugar íntimo, más allá de su psicóloga, Sara (Miryam Gallego), de la que es emocionalmente dependiente. Los fantasmas de Marco son infinitos y, aunque intenta luchar contra ellos, su verdadero escape son el deporte y un club privado. En él, cada individuo se preocupa solamente de recibir placer y dar rienda suelta a sus sueños más eróticos, sin temor a enamorarse, ya que allí todo el mundo lleva el rostro oculto.

Todo cambia cuando Marco conoce a Carol (Ingrid García-Jonsson), la nueva psicopedagoga de su hermano José (Óscar Casas), un joven de 18 años con autismo, con el que mantiene una relación compleja. Y con Carol también descubrirá quién es su peor enemigo… Él mismo.